La carta de Pedro Sánchez, en contestación a la propuesta de Albert Rivera para apoyar su investidura, no le ha sentado muy bien al líder de Ciudadanos que la ha tachado de «tomadura de pelo».

«Es mentira que el PSOE esté cumpliendo con las tres condiciones planteadas y además rechaza una reunión con la oposición para abordar esa solución de Estado», ha expresado en un comunicado 

En esta, el presidente del Gobierno en funciones comienza con un manuscrito «Estimado Rivera», tachando el oficial «Señor Rivera», para continuar en un tono irónico hablando de la «tardanza» de este para ponerse a negociar.

La carta, que no llega a dos folios, pretende desmontar las propuestas de Rivera asegurando que todas ellas ya están cumplidas y lo hace reprochando constantemente la actitud que ha tenido el líder de Ciudadanos en relación al PSOE. «Tenga la seguridad señor Rivera de que si su voluntad es defender la Constitución no encontrará aliado mejor dispuesto que el Partido Socialista», le espeta, ante las palabras de Rivera sobre el gobierno de Navarra.

Abrazo y Constitución

Lo más llamativo de estas líneas no es sólo la sorna del principio, también el «Abrazo» de despedida y las 15 veces en la que aparece la palabra Constitución, el término más repetido.

En definitiva, Sánchez sostiene en su contestación que dado el «firme compromiso» de los socialistas con la Constitución y las leyes «en cualquier punto de nuestra geografía, y la voluntad de mejorar el poder adquisitivo» de las clases medias y trabajadoras, «no debería existir problema» para que la formación naranja contribuya al desbloqueo político con su abstención.