Política 'CASO SOULE'

El ex presidente del fútbol valenciano encargó a su propia empresa servicios por 2,4 millones

La UCO cifra en 405.000 euros el beneficio neto que obtuvo la agencia de viajes de Vicente Muñoz por los encargos que le hizo la Federación Valenciana, que presidió de 1986 a 2018 / La empresa también trabajó para la RFEF, de la que fue vicepresidente

logo
El ex presidente del fútbol valenciano encargó a su propia empresa servicios por 2,4 millones

Resumen:

Vicente Muñoz Castelló facturó a la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana (FFCV) a través de su agencia de viajes más de 2,45 millones de euros durante su etapa como mandamás del balompié en esta región y obtuvo un beneficio neto superior a los 405.000 euros. La empresa del ex directivo también prestó servicio durante años para la Federación Española de Fútbol (RFEF), de la que fue vicepresidente en la etapa de Ángel María Villar.

En un informe aportado al juzgado de la Audiencia Nacional que investiga el caso Soule, al que ha tenido acceso este diario, el Grupo de Investigación Financiera de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil analiza las relaciones comerciales que Muñoz Castelló -imputado en la causa que instruye el juez Santiago Pedraz- mantuvo con las federaciones deportivas a las que estuvo vinculado.

De acuerdo con la información que obra en poder del Registro Mercantil, Vicente Muñoz ha figurado como administrador único de Viajes Vacança SA hasta la extinción de la sociedad, declarada por el Juzgado de lo Mercantil 2 de Valencia el pasado 21 de junio tras dar por concluido el concurso de acreedores por inexistencia de bienes. El empresario compaginaba esa actividad con su dedicación a la gestión federativa, estando al frente de la FFCV desde 1986 a 2018 y habiendo ocupado una vicepresidencia de la RFEF con Villar.

La UCO concluye en su informe que Viajes Vacança facturó a la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana 2.459.063,87 euros entre el 1 de enero de 2009 y el 17 de julio de 2017, obteniendo un beneficio neto de 405.472,88 euros (un 16,48 % sobre la cifra de negocio). Los agentes llaman la atención sobre el hecho de que la citada agencia se limitó a facturar a la FFCV servicios de restauración prestados por otra sociedad, previamente incrementados.

Cuando prestó declaración en sede judicial, Vicente Muñoz indicó que la FFCV trabajaba con una agencia de viajes que desapareció al entrar en suspensión de pagos y fue entonces cuando consultó a su junta directiva si veía algún impedimento legal en que fuera la empresa que él administraba la que prestara ese servicio. El investigado dijo que un integrante de la junta que era abogado de profesión le aseguró que no existía impedimento alguno, iniciándose una relación comercial que nunca se formalizó en contrato alguno.

La agencia de viajes de Vicente Muñoz logró una ganancia neta de 405.000 € por los encargos que le hizo la FFCV, que presidió desde 1986 a 2018

Viajes Vacança fue también proveedor de la Federación Española de Fútbol, a la que facturó 2.222.572,28 euros por servicios relacionados con los clubes de fútbol sala y de árbitros. En este caso, el beneficio neto ascendió a 391.430,18 euros (17,61 %).

Los investigadores enfatizan que Viajes Vacança se limitaba a contratar con otras agencias las reservas de los pasajes de tren o de coches de alquiler que le encargaban, facturando a la RFEF el coste real de los billetes más una cantidad variable por su intermediación. En algún caso, ese incremento alcanzó el 38 %, subraya la UCO.

Precios «muy accesibles»

En su declaración ante el juez Pedraz, el ex presidente Villar defendió que los precios que ofrecía esta agencia de viajes eran muy «accesibles», al tiempo que justificó que no se hubiera realizado una licitación para la contratación del proveedor por el hecho de que los pagos no se realizaban con dinero público. La RFEF informó en septiembre de 2018 que no tiene constancia de que se hubiera firmado contrato con la empresa de Vicente Muñoz, «sino que se funcionó en base a una relación mercantil conforme a la cual se iban prestando los servicios y expidiendo las facturas correspondientes a los mismos».

También el ex vicepresidente económico de la RFEF Juan Padrón, antigua mano derecha de Villar e investigado también en el caso Soule, defendió ante el instructor que se contrataba con Viajes Vacança porque ofrecía buenos precios.

La empresa de Muñoz Castelló también trabajó para la Federación Española de Fútbol, de la que fue vicepresidente

En una conversación telefónica grabada por la UCO, incorporada al sumario del caso y en la que los intervinientes hacen alusión a presuntas irregularidades en la gestión federativa, Padrón le dice al ex administrador general de la RFEF José María Castillón al referirse al servicio que prestaba la empresa de Vicente Muñoz a la Federación: «Ahí no hay corrupción, digamos que puede haber intereses, pero no hay corrupción».

Igualmente, Viajes Vacança recibió pagos por importe de 105.854 euros de la Delegación en Valencia de la Mutualidad Social de Futbolistas Españoles a Prima Fija (Mupresfe), en la que Vicente Muñoz Castelló ejerció de consejero. Esa relación comercial generó a su empresa un beneficio neto de 19.086,98 euros entre 2009 y 2016.

Comidas en época navideña

En su informe, la UCO precisa que el 82,27 % de la cantidad facturada a Mupresfe obedecían a cócteles y comidas en época navideña celebradas en restaurantes valenciano. La agencia de viajes repercutió a la factura abonada al prestador del servicio una cantidad que osciló entre el 5,93 y el 32,56 %.

Las pesquisas de los investigadores alcanzan también a la contratación de un sobrino de Vicente Muñoz en Mupresfe, «desconociendo» la Guardia Civil si el ex presidente de la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana influyó en la colocación de su familiar.