Política

GH VIP arrasa al especial de La Sexta con Pedro Sánchez

La entrevista con el presidente, que afirmó que "no dormiría por las noches" si hubiera aceptado las exigencias de Podemos, logró un 9,7 por ciento de cuota de pantalla frente al 20,4 del reality

Gran Hermano Vip arrasó este jueves en audiencia a la entrevista especial de La Sexta con Pedro Sánchez, que obtuvo una cuota de pantalla del 9,7% frente al 20,4% del reality show. El espacio de La Sexta, la primera entrevista que ofrece el líder socialista tras conocerse que habrá nuevas elecciones, sucumbió también ante otros espacios emitidos en horario de máxima audiencia, como El Hormiguero (Antena 3) o la película ‘Interstellar’, emitida por TVE.

En directo y desde el Palacio de La Moncloa, la entrevista de Sánchez se anunciaba con expectación tras el fracaso de las negociaciones y tras no proponer el Rey ningún candidato para la investidura. Durante el especial presentado por Antonio García Ferreras, Sánchez aseguró que «no dormiría por las noches» si hubiera aceptado las exigencias de Podemos, cerrando así las puertas a una negociación con los morados tras los comicios del 10 de noviembre.

En concreto, unos 1.457.000 espectadores llegaron a seguir el especial de Al Rojo Vivo, que arrancó sobre las nueve de la noche, mientras que GH Vip, emitido a las 22.00 y en diferido, acaparó 3.274.000 espectadores, según los datos de la consultora Barlovento Comunicación. De hecho, el programa de Telecinco fue protagonista también del minuto de oro de la noche, que se produjo a las 23.25 horas con más de cuatro millones de personas.

Tras los formatos de GH Vip express y su versión normal se colocaron el espacio presentado por Pablo Motos -2.047.000 espectadores-, la entrevista de Sánchez con Ferreras, El Intermedio -1.199.000-, el largometraje emitido por TVE -1.064.000-, TVEMOS, también de la cadena pública, y First Dates, de Cuatro.

No es la primera vez que la audiencia da la espalda a Sánchez. Ya en febrero, la entrevista que ofreció en televisión española fue seguida tan sólo por 1.672.000 espectadores, con una cuota de pantalla del 9,2%, lo que significó en ese momento el dato más bajo cosechado como presidente.

Te puede interesar

Comentar ()