Política

Casado califica la división del centro-derecha de "grave error histórico"

El líder del PP acuña un nuevo mensaje de campaña, el de "La España razonable"

Casado, durante la reunión de su ejecutiva nacional este lunes EFE

«¿Qué sentido tiene haber restado y dividir el voto en torno al PP?», se ha preguntado este lunes el líder del PP, para añadir: «¿de verdad nos debemos declarar incapaces de reunir lo que llevaba décadas unido?». Pablo Casado ha llegado a calificar de uno de los errores políticos «más graves de la historia del conservadurismo y liberalismo español», la división del centro-derecha. Y lo ha hecho ante su comité ejecutivo, con el que ha puesto en marcha la campaña electoral de los comicios del 10-N. Su idea central es que hay que «unir para ganar», en torno al partido que «no puede ser sustituido» por otro por ser «el cerebro, el corazón y el pulmón» de ese espacio político.

García Egea, coordinador de campaña

El PP ha reunido hoy a su comité ejecutivo nacional para ir culminando la puesta en marcha de su precampaña en la que «vamos a hablar poco de Sánchez, a pesar del daño que ha hecho a España, y mucho de futuro», según las palabras de Casado, que ha confiado en su «número dos» en Génova, Teodoro García Egea, la coordinación de la campaña, donde tendrán representación todas las direcciones territoriales.

Tras agradecer Casado a las FSE las detenciones en Cataluña de miembros de los CDR que iban a atentar coincidiendo con el aniversario del 1-O, ha aseverado que «los españoles no merecían una segunda convocatoria electoral» ante un hartazgo ciudadano que dice entender aunque «hay que diferenciar. No ha fallado el Rey, ni el Parlamento ni algunos partidos».

Su intención es desarrollar «una agenda en positivo» para dirigirse a aquellos votantes que abandonaron el PP y, también, al resto de los electorales del centro-derecha, a los que ofrecerá una «España razonable». Casado, que quiere abordar esta campaña desde la moderación, muy distinta a la del 28-A, se propone «liderar una mayoría centrada con un calendario de objetivos a cumplir; una mayoría que tiene que unirse y rechaza cordones sanitarios y movimientos tácticos».

«Unir para ganar»

Las intenciones del PP no pueden quedar más claras en el lema que ha elegido para la cita de este lunes de su ejecutiva y que también les servirá de precampaña. «Unir para ganar». Y si bien es cierto que tanto Ciudadanos como Vox han rechazado la propuesta, el mensaje va más dirigido a sus respectivos electorados, convencidos como están en Génova de que a diferencia del 28 de abril, «ahora los españoles conocen las consecuencias de la división del voto».

«Se han fomentado las fracturas, los radicalismos y las discordias y pierde el prestigio, la moderación y los esfuerzos para integrar», ha agregado para no dejar de admitir los propios errores del centro-derecha, incluso la falta de ejemplaridad pública, aunque ha eludido pronunciar la palabra «corrupción».

Casado quiere «hacer política para ganar, lo que supone unir en las urnas un voto que no es idéntico, pero que quieren restaurar la convivencia» entre los españoles. sin ver disminuido su espacio social, el centro-derecha está lejos de poder gobernar, «por eso hemos ofrecido acuerdos amplios» frente a unos partidos que han rechazado todas las propuestas de unidad. Una réplica casi directa a Ciudadanos, cuyo líder, Albert Rivera, luchaba por la hegemonía del centro-derecha y ahora los sondeos le auguran una significativa pérdida de voto y escaños.

Génova celebrará comités de dirección en Vitoria y Pamplona

En clave interna, García Egea ha anunciado que sacará fuera de Madrid algunos de los tradiciones comités de dirección de todos los lunes. Vitoria y Pamplona serán dos de los escenarios elegidos, en ambos casos, en un intento por incrementar la presencia de los populares allí y dar por cerrado el enfrentamiento entre el PP vasco y la portavoz del Grupo Popular, Cayetana Álvarez de Toledo.

Además, ha presentado su renuncia la que fuera histórica presidenta del PP asturiano, Mercedes Fernández, que no encabezó la lista a las elecciones generales el 28-A y se enfrentó al entonces vicesecretario de Organización popular, Javier Maroto, del que llegó a pedir la dimisión. No obstante tendrá «un papel importante», dicen en Génova sin más especificaciones. De momento, no celebrarán congreso regional para elegir una nueva dirección. También se sustituye a Juan Carlos Vera como secretario general del PP de Madrid, por Ana Camins.

Comentar ()