Cataluña | Política

El PP se desmarca de Cs y evita hacer bandera de la aplicación del 155 en Cataluña

logo
El PP se desmarca de Cs y evita hacer bandera de la aplicación del 155 en Cataluña

Resumen:

«Ciudadanos puede hacer una campaña electoral basada de nuevo en la aplicación del artículo 155 en Cataluña. El PP no». La reflexión es de un alto dirigente del PP catalán cuya cúpula está convencida de que hablar del artículo 155, al PP, no le suma. Más bien lo contrario.

Al votante moderado le incomoda la constante remisión a la aplicación de un artículo tan excepcional de la Constitución. Y a los fieles del PP más beligerantes con el independentismo, hablar del 155 les remite a la historia de un fracaso, porque en buena medida consideran que la aplicación que el Gobierno de Mariano Rajoy hizo de este artículo fue demasiado tibia.

No es que los populares catalanes no estén a favor de una campaña dura y de denuncia del independentismo, como la que hace cinco meses protagonizó Cayetana Álvarez de Toledo en Cataluña. Al contrario, confían en que el tirón de la portavoz parlamentaria para seguir haciéndose un hueco en detrimento de Inés Arrimadas. Pero no con el discurso del 155.

En el PP han llegado a la conclusión de que en vez de focalizarse en un artículo cuya aplicación les recriminan por tibia o excesiva, es más productivo para ellos centrarse en lo que hace, o no hace, el actual Gobierno de Pedro Sánchez.

La dirección del partido parece haber tomado nota de esa reflexión y haberla hecho suya. El presidente del PP, Pablo Casado, evitó ayer referirse al 155 en la entrevista concedida a Telecinco antes de viajar a Barcelona, donde se reunía la ejecutiva nacional del partido para dar el pistoletazo de salida a una campaña que volverá a estar marcada por el otoño catalán. Casado se centró en pedir a Sánchez que asuma el control de los Mossos d’Esquadra, vía Ley de Seguridad Nacional, y en recriminarle su pasividad ante los envites del independentismo.

Y su número dos, Teodoro García Egea, calcó sus equilibrios en la comparecencia posterior a la ejecutiva para hablar de la aplicación del citado artículo de la Constitución. Egea insistió en la necesidad de aplicar la Ley de Seguridad Nacional para garantizar la coordinación de los cuerpos de seguridad, también los Mossos, en defensa de la legalidad.

Apeló también a otras cuatro leyes, enunciadas horas antes por Casado, para «hacer cumplir la ley y la constitución» en Cataluña en ámbitos como la educación, los medios de comunicación, la gestión de las finanzas de la Generalitat o el control al Cesicat. Pero evitó el 155, obviando la promesa electoral del líder del PP en las elecciones del 28A: aprobar la aplicación del 155 en Cataluña en la primera reunión del Consejo de Ministros.

Una promesa de la que el PP parece huir ahora como gato escaldado. Los populares señalan la sentencia en la que el Tribunal Constitucional ha dejado claro recientemente que se trata de un artículo para momentos extraordinarios que no se puede aplicar a la ligera, tras avalar su aplicación en 2017.

Un argumento que no ha frenado a Cs, cuyo líder, Albert Rivera, sigue convencido de que la apelación a la aplicación del 155 -de la que el partido naranja dudó en 2017- tiene el apoyo de sus votantes.

Comentar ()