Pablo Casado se ha comprometido hay iniciar el proceso de aplicación del 155 en Cataluña en el  primer Consejo de Ministros. Lo ha hecho en el mitin final del PP en Cataluña, en el que Cayetana Álvarez de Toledo ha respondido a las críticas de Pedro Sánchez por sus declaraciones sobre la violencia de género y el PP se ha reclamado como el defensor del constitucionalismo en Cataluña porque «Cs han salido corriendo, no queda ni el apuntador», en palabras de Alejandro Fernández.

«En el primer Consejo de Ministros instaré al cumplimiento de la Constitución» al presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha anunciado Casado, quien ha dejado claro que será el primer paso para la aplicación de nuevo del artículo 155 en esta comunidad, una medida que ya anunció en su entrevista a El Independiente el pasado octubre, meses antes de que se convocaran las elecciones, y que ahora ha recuperado en la recta final de la campaña.

El candidato del PP ha lamentado que «ya no se habla del 155», un artículo que «no hemos demonizado ni divinizado», pero ha advertido que «si hay una administración autonómica desleal que malversa e incumple la Constitución, hay mecanismos como en cualquier país federal para que el Estado asuma sus responsabilidad».

Violencia de género

Cayetana Álvarez de Toledo ha aprovechado el mitin para responder a Pedro Sánchez y reafirmarse en sus declaraciones sobre la violencia de género. «La derecha no mata a mujeres, y la izquierda tampoco» ha advertido la candidata del PP dirigiéndose a Sánchez tras criticar que se refiriera a ella durante el debate de A3 Media.

«Basta ya de insturmentalizar la violencia de parejas como un crimen político para echárnoslo en cara a la derecha, basta de hacer de la violencia de género una sucia estrategia política» ha reclamado la candidata popular. «No es un crimen político, no hay una organización de machos que manden a matar mujeres» ha añadido, señalando que «hay organizaciones que matan a infiles occidentales, hay organizaciones que han matado a españoles por ser españoles en el País Vasco, y la hubo también en Cataluña, que mató a Viola y a Bultó».

Basta ya de hacer de la violencia de género una sucia estrategia política» ha reclamado Álvarez a Pedro Sánchez

«Ellos quieren hacer creer que existe una ideología de derechas que se dedica al asesinato de mujeres» ha lamentado, «la derecha no mata a mujeres, y la izquierda tampoco».

Al margen del rifirrafe sobre esta cuestión, tanto Casado como Álvarez de Toledo y el presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, han insistido en la necesidad de unir al constitucionalismo, especialmente en Cataluña, una tarea de la que se han erigido en únicos defensores tras la «desbandada» de Cs, con la salida de Inés Arrimadas, José Maria Espejo Saavedra o Juan Carlos Girauta del partido en Cataluña.

Criticas a Cs y defensa del Rey

Fernández ha defendido como tareas prioriarias «defender la monarquía y unir al constituconalismo en Cataluña» y ha asegurado que «nos va a tocar a nosotros, porque el 21D Cs renunció a unir al constitucionalismo para lanzar una OPA sobre el PP que acabó con Pedro Sánchez en la Moncloa».

«Se han largado todos de Cataluña, no han dejado ni al apuntador, están en famoseo, en la frivolidad, en gobernar como sea y con quien sea» ha concluido, la única posible referencia a la fuga de Angel Garrido al partido naranja. Álvarez de Toledo se ha limitada a asegurar que durante la campaña «hemos perdido algunos kilos» y Casado, ni eso.

Los tres dirigentes populares han coincidido en señalar al actual presidente del Gobierno como el «caballo de Troya de Esquerra» en el Gobierno de España y Fernández ha asegurado en este sentido que Casado «no se va a dejar engañar por independentitas, no nos va a dejar tirados como Sánchez con Torra, Puigdemont y los buscavidas de Convergencia de toda la vida».

El golpe de Estado en Cataluña ha sido reactivado desde la presidencia de Pedro Sánchez» advierte Alejandro Fernández

El líder del PP catalán ha advertido además de que «el golpe de Estado en Cataluña ha sido reactivado desde la presidencia de Pedro Sánchez». «Quien piense que el golpe ha finalizado se autoengaña» ha añadido, un autoengaño «tan peligroso como el falso diálogo. Les permite salir de la zona de tensión y no asumir responsabilidades, pero hay un movimiento nacional populista que ha decidido reactivar el golpe ante la pasividad de Pedro Sánchez».

Minutos antes de la llegada del líder del PP, militantes de Arran han desplegado una pancarta en la fachada del hotel en el que se ha celebrado el mitin y han lanzado pasquines con el lema «trenquem la baralla: tombem el règim» (rompamos la baraja: tumbemos el régimen).