Política

Sánchez se olvida en mes y medio de las mofas por el "atracón de llamadas" de Torra

logo
Sánchez se olvida en mes y medio de las mofas por el "atracón de llamadas" de Torra

Resumen:

El pasado 22 de octubre, durante un mitin en Cádiz, Pedro Sánchez empleaba buena parte de su discurso en ridiculizar al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que incluso utilizó las cámaras de TV3 para escenificar que el dirigente socialista no le cogía el teléfono.

«Como anda llamándome todos los días, le ha entrado este atracón a llamarme todos los días, le digo que antes de llamarme a mí, haga una llamada a la convivencia, al fin de la violencia y a defender a los Mossos», decía Sánchez entonces, vitoreado por el público y al calor de las llamas que por entonces envolvían Barcelona en disturbios, ante la inacción del presidente autonómico.

«Menos mal que estamos nosotros en este momento crítico al frente del Gobierno de España», presumía entonces, mientras rechazaba hasta cinco llamadas de Quim Torra, que se dejó grabar por la televisión pública en su despacho recibiendo una nueva negativa a hablar por teléfono: «Quins collons«.

Ahora, Pedro Sánchez pretende relanzar la negociación con ERC accediendo a una de las exigencias del partido republicano, que pasa por reconocer a Quim Torra como interlocutor.

Para ello, el presidente en funciones anunció este miércoles una ronda de contactos con todos los presidentes autonómicos, con la que pretende diluir precisamente su llamada a Torra entre el resto de conversaciones con los dirigentes territoriales.

El PSOE ha insistido en las últimas horas en que se tratará de llamadas telefónicas y no de reuniones presenciales. Y resta importancia al último volantazo de Pedro Sánchez, que ha pasado de mofarse de las llamadas del dirigente independentista a tomar la iniciativa en los contactos, pese a que no haya cambiado nada en la posición pública de un Torra que podría ser inhabilitado en las próximas semanas tras la sentencia por el juicio sobre los lazos y las pancartas en el Palau de la Generalitat.

Comentar ()