La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha expresado este viernes que a Escocia se le debe permitir celebrar otro referéndum de independencia ante los grandes resultados obtenidos por la formación del Partido Nacional Escocés en las elecciones de Reino Unido, donde se ha hecho con 48 de los 59 escaños destinados a Escocia en el Parlamento.

«Existe un claro deseo y respaldo por parte de nuestros ciudadanos de que Escocia no esté bajo el Gobierno de Boris Johnson y que no sea expulsada de Europa contra nuestra propia voluntad», ha manifestado Sturgeon.

«Existe un mandato de nuestra propia gente, aquí en Escocia, acerca de dirigir nuestro propio futuro», ha defendido la líder escocesa, quien ha remarcado que Johnson «puede contar con un mandato para sacar a Inglaterra de la Unión Europea», pero «no a Escocia»

Se espera que, tal y como han recogido algunos medios británicos como The Guardian Sturgeon se dirija al primer ministro británico para pedir que se le transfieran los poderes legales para organizar un nuevo referéndum de independencia.

El Partido Conservador liderado por Boris Johnson ha logrado la mayoría absoluta con 363 escaños de los 650 del Parlamento. Es el mejor resultado conservador desde 1987. Los laboristas cosechan una derrota histórica con 203 diputados. El líder laborista, Jeremy Corbyn, ha anunciado que no volverá a ser candidato en próximas elecciones, pero aún quiere encabezar la transición.

Los liberaldemócratas han perdido un escaño y se quedan con 11 diputados. Una de las grandes derrotadas de la noche ha sido Jo Swinson, su líder, que ha perdido en su circunscripción escocesa frente a los nacionalistas de Nicola Sturgeon. Swinson ha dimitido como líder liberaldemócrata.