La sede local de Podemos en Alcalá de Henares ha amanecido con pintadas con la esvástica nazi y las palabras ‘Fuera chequistas’, además de cristales rotos y pintura en las paredes, ha informado el partido local.

La sede de la formación morada ha vuelto a sufrir el ataque de la ultraderecha fascista que «campa a sus anchas entre la ciudadanía democrática», ha apuntado el secretario de Organización municipal, Roberto Gámez.

«Tras el bochornoso espectáculo que la ultraderecha protagonizó en la sesión de investidura, eran de esperar los ataques motivados por el discurso antidemocrático de estas formaciones políticas que entienden España como un cortijo de su propiedad», señalan.

Podemos considera «inadmisible» la normalización de estos comportamientos intolerantes, «que nos retraen a otras épocas oscuras que tanto dolor causaron en este país».