Miles de personas se han unido este domingo en Madrid a la principal de las concentraciones convocadas por Vox frente a ayuntamientos de toda España, con el fin de expresar su oposición al Gobierno y defender la soberanía nacional bajo el lema «España Existe».

Los manifestantes han abarrotado la plaza de Cibeles, y Vox ha instalado frente a la entrada al Ayuntamiento un pequeño escenario desde el que el líder del partido, Santiago Abascal, ha leído el manifiesto que se ha reproducido en las concentraciones por todo el país.

Abascal ha intervenido pasadas las 12.30 horas y, entre soflamas de «Presidente, presidente» por parte del público, ha proclamado que «España existe» y no debe sentir vergüenza de su identidad, ni rechazar su épica ni su historia, ya que se ha hecho con el esfuerzo y sacrificio de los antepasados, «con un patrimonio y una soberanía hoy amenazados por un Gobierno en manos del separatismo».

El mandatario de Vox ha estado acompañado por el portavoz del partido en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, y su líder en Madrid, Rocío Monasterio.

La mayoría de los presentes ha acudido con banderas de España, y también han podido verse emblemas de la Guardia Civil y algunas enseñas preconstitucionales. «Banda golpista, partido socialista» o «Se nota, se siente, España está presente» han sido algunas de las consignas coreadas por los manifestantes.

Pero Madrid no ha sido el espejo de las demás concentraciones. ni en Barcelona, ni en Girona, ni en Valladolid, por ejemplo, el partido de Abascal ha tenido un gran seguimiento y no han transcurrido de forma tan pacífica. En muchas de ellas se han producido cruces de insultos entre Vox y personas ajenas al partido.

Manifestación en Barcelona

El diputado de Vox en el Congreso Ignacio Garriga ha defendido que «España existe y existirá» en la lectura del manifiesto de la concentración convocada este domingo en la plaza Sant Jaume de Barcelona, a la que han asistido unos 1.000 simpatizantes del partido –según la Guardia Urbana– y que ha transcurrido mientras en la misma plaza unos 300 CDR protestaban contra el acto –según el mismo cuerpo–.

Garriga ha reivindicado «una España que no siente vergüenza de su identidad, que no rechaza su épica ni su historia», y cuya soberanía se ve amenazada por el actual Gobierno, según él, mientras un cordón policial velaba para que la distancia entre ambas concentraciones fuera de aproximadamente unos cinco metros.

Desde las 11.00 horas y durante todo el acto, los CDR han gritado consignas como ‘Fuera fascistas de nuestros barrios’ y han cruzado insultos con los simpatizantes de Vox, que ha valorado el acto como «un éxito, pese a las vulneraciones de derechos y libertades de los de enfrente».

Manifestación en Valladolid

Unas 600 personas, según fuentes de la Delegación del Gobierno, han desafiado al frío y se han concentrado en el Ayuntamiento de Valladolid para reivindicar la «identidad» de España, su «soberanía» y la «Constitución» frente a un Ejecutivo «en manos de separatistas».

La movilización ha sido convocada por la plataforma España existe, muy próxima a Vox, en todos los Consistorio de España y los dirigentes del partido han sido los encargados de leer un manifiesto común para todos los municipios.

Con banderas de España, carteles de España Existe y continuos vítores en favor de la unidad del país, del Rey y la Constitución, el diputado por Valladolid de Vox, Pablo Sáez, ha sido el encargado de leer el manifiesto.

Minutos antes de hacerlo ha señalado, en declaraciones recogidas por Europa Press, que el motivo de esta concentración viene por la «preocupación» que tienen «los españoles» por la composición de un Gobierno basado en el «fraude» y la radicalidad».

«Pedro Sánchez prometió que no pactaría con los comunistas de Podemos ni con separatistas ni bilduetarras y hoy es presidente gracias a ellos», ha apuntado, por lo que hoy se echan a la calle para defender «la unidad de España y la igualdad de todos los españoles independientemente de donde vivan».

Sáez ha respondido a aquellos que critican esta concentración que lo hacen por el «fraude electoral» que, en su opinión, se está cometiendo. «Sánchez no está cumpliendo su programa político y por eso es un Gobierno ilegítimo», ha zanjado.

En el manifiesto, el diputado por Vox de Valladolid, ha subrayado que lo que hoy une a todos los que se han concentrado en toda España, «no son las ideologías», sino «España». «Nuestro amor por lo que somos y no pueden arrebatarnos», ha continuado, al tiempo que ha aclarado que dentro de este país caben todos «menos los que quieren romper el marco de convivencia utilizando las instituciones para sus intereses de partido, debilitando la democracia como ya han hecho los aliados de este Gobierno».

Por último, ha advertido de que no hay Gobierno nacional ni identidad supranacional que pueda «usurpar» lo que pertenece a «todos y cada uno de los españoles: su patria».

Concentración Girona

Unos 300 manifestantes se han concentrado este domingo a las 11 horas en la plaza del Vi de Girona, donde está en Ayuntamiento, para rechazar la manifestación convocada por Vox bajo el lema ‘España existe’, convocada a las 12 horas.

Un furgón policial se ha desplazado a la plaza y los Mossos d’Esquadra han realizado un cordón policial para separar ambas concentraciones, que en todo momento han mantenido una distancia de unos 100 metros.

Los manifestantes de Vox –un centenar de personas– llevaban banderas de España, y no han podido leer el manifiesto frente al Ayuntamiento, por lo que se han marchado de la plaza.

Por su parte, los asistentes contrarios a Vox, algunos de ellos encapuchados, han llevado una pancarta en la que se leía ‘Ningún espacio para el fascismo’, han encendido bengalas y han cantado ‘Els segadors’.

También han portado banderas ‘estelades’ y han gritado proclamas como ‘Girona será la tumba del fascismo’, ‘Fuera las fuerzas de ocupación’ y ‘Ni un paso atrás’.