Política

Jupol suavizará su código ético para que la gestión del sindicato sea "más práctica"

La organización policial somete a votación un cambio de estatutos para permitir que sus representantes puedan optar a puestos en embajadas a los dos años de cesar, en lugar de los cinco actuales, y cobrar el plus de turnicidad pese a estar ‘liberados’

logo
Jupol suavizará su código ético para que la gestión del sindicato sea "más práctica"
Protesta de afiliados y simpatizantes de Jucil y Jupol a las puertas de la Secretaría de Estado de Seguridad el pasado verano.

Protesta de afiliados y simpatizantes de Jucil y Jupol a las puertas de la Secretaría de Estado de Seguridad el pasado verano. EP

Resumen:

Justicia Policial (Jupol), el sindicato surgido de la plataforma Jusapol y hoy mayoritario en el Consejo de Policía, pretende suavizar su código ético y levantar algunas de las restricciones que implantó para sus representantes a fin de marcar distancias con las organizaciones tradicionales y demostrar que había otra forma de ejercer la actividad sindical prescindiendo de supuestos privilegios.

Jupol someterá este miércoles a aprobación de su asamblea general -convocada en un hotel de Madrid- una modificación de sus normas de buenas prácticas, aprobadas por Jusapol en febrero de 2018 e incorporadas a sus estatutos cuando se constituyó en sindicato de funcionarios de la Policía Nacional. Estas disposiciones, en concreto, ocupan el título décimo del documento.

A finales de la pasada semana, la dirección del sindicato envió un correo electrónico a la afiliación en el que les informaba de la propuesta de cambio estatutario acordada «por unanimidad» por los comités provinciales durante una reunión celebrada el pasado mes de diciembre -a la espera de que se pronuncien las bases- «en aras de una mejor y más práctica gestión del sindicato y para «establecer unos nuevos mecanismos de control cuya potestad decisoria recaería sobre la Asamblea (afiliados)». El e-mail se acompañaba de un vídeo demostrativo a fin de poder interpretar los futuros estatutos, disponible en la zona privada de la web: en rojo se señalan los apartados que se pretende eliminar y en verde lo que se quiere añadir o sustituir.

Hasta ahora, el código ético de Jupol establecía la obligatoriedad de sus cargos de renunciar a la aceptación de puestos que mejoraran su retribución salarial -como agregado de Interior en embajadas- o que supusieran una mejora de sus funciones hasta al menos cinco años después de expirar su mandato. Si sale adelante la modificación, ese plazo quedará reducido a tan solo dos años, al objeto -según fuentes de Jupol- de no perjudicar las aspiraciones profesionales de los agentes.

El borrador, al que ha tenido acceso El Independiente, también prevé eliminar la prohibición de mantener la liberación de funciones a tiempo completo en el caso de ascenso de categoría. Ese veto se introdujo a fin de que los liberados sindicales de Jupol no contaran con ventaja y todos los aspirantes estuvieran en igualdad de condiciones a la hora de promocionar.

El cambio busca que los cargos de Jupol puedan optar a embajadas dos años después de cesar, en vez de cinco, y cobrar el plus de turnicidad pese a estar ‘liberados’

En las elecciones celebradas el pasado mes de junio, las primeras a las que concurría, el brazo de Jusapol en la Policía Nacional obtuvo ocho de los 14 vocales en liza: seis en la escala básica, uno en la de subinspección y otro en la ejecutiva. Ello se traduce en 104 liberados a tiempo completo (12 por vocal más los ocho representantes obtenidos), si bien fuentes de Jupol aseguran que están teniendo muchas dificultades para ocupar todas las plazas y tan solo han cubierto un tercio de las mismas.

La propuesta de cambio, asimismo, abre la puerta a que los cargos de este sindicato puedan cobrar el plus de turnicidad -complemento económico con el que trata de resarcirse las molestias que supone trabajar en turnos rotatorios- mientras están liberados a tiempo completo para ejercer labores sindicales, posibilidad no contemplada en los estatutos vigentes.

«Salvo causa justificada»

En este sentido, las fuentes de este sindicato recuerdan que recientemente la Justicia ha fallado a favor de un agente destinado en A Coruña, al que el Tribunal Supremo ha reconocido el derecho a percibir el plus por turno rotatorio incluso en vacaciones. «Un funcionario no puede dejar de cobrar un complemento que percibía en el momento de su liberación», justifican.

Puntos del código ético de Jupol que desaparecen si sale adelante la propuesta de cambio que se vota este miércoles.

Igualmente, «salvo causa justificada», deja de ser obligatoria la renuncia a la liberación parcial de funciones en verano, Semana Santa y Navidad y en los casos en que ello perjudique la libranza de los compañeros de la comisaría de destino. Con ello, según Jupol, se quiere evitar que el funcionario liberado no pueda acudir a una reunión relacionada con su labor sindical que se convoque en dichas fechas.

En su web, Jupol dice que ha nacido «para reinventar el sindicalismo policial» y liderar el cambio hacia un modelo sindical «más eficiente y garantista», siendo conocidas sus críticas a las organizaciones tradicionales por las «prebendas» de las que dicen haber disfrutado y los «abusos» que -aseguran- han cometido durante años.

El ex presidente de Jusapol, en contra

El fin de las renuncias que se pretende ahora incorporar a los estatutos ha llevado al presidente fundacional de Jusapol, Natán Espinosa, a criticar a la dirección del sindicato a través de su cuenta de Twitter. Él se posiciona abiertamente en contra. «Los cambios propuestos para los estatutos de Jupol dejarán el primer Código Ético de Jusapol en la mínima expresión. Jusapol ya cambió su Código Ético en la asamblea del 7/9/19, pero al parecer se quedaron cortos. Mi voto es no», ha escrito en dicha red social.

Espinosa, que no se presentó a la reelección el pasado mes de septiembre y dio el relevo a Miguel Ángel Gómez García, ya manifestó en julio su disconformidad con el rumbo que tomaba Jupol por no cumplir lo que había prometido en campaña. En concreto, el entonces presidente de Jusapol criticó que la dirección del sindicato hubiera anunciado que la presentación del conflicto colectivo permanente se posponía a septiembre en lugar de formalizarse sobre la marcha, como habían prometido cuando se presentaron a las elecciones al Consejo de Policía.

«No estoy conforme con que se aplace a septiembre y se vincule al informe de la consultora [de la equiparación salarial. No podemos defraudar a los 30.000 policías que nos han votado. Gracias al trabajo de Jusapol se han obtenido ocho vocales en el Consejo de Policía. Es el trabajo de todos. No podemos estar mareando la perdiz. Ahora en septiembre, ahora vinculado al informe… No repitamos los fallos de los sindicatos profesionales», declaró a este diario.

Junto a la presentación de la memoria de actividades desarrollada durante el pasado año, en la asamblea de Jupol se someterá también a votación este miércoles el balance económico de 2019 y el presupuesto que el sindicato gestionará durante el ejercicio en curso.

Como Jucil en la Guardia Civil, Jupol es el brazo de Jusapol en la Policía Nacional para seguir reivindicando la equiparación salarial absoluta, tras desmarcarse del acuerdo que cuatro sindicatos (SUP, CEP, UFP y SPP) y siete asociaciones profesionales de la Guardia Civil (AUGC, AEGC, UO, APROGC, UniónGC, ASESGC y la Asociación Profesional de Cabos) alcanzaron con el Gobierno del PP en marzo de 2018 por considerar que los 807 millones de euros comprometidos eran insuficientes para corregir la brecha retributiva con las policías autonómicas.

Comentar ()