Política

La CUP reclama a JxCat y ERC "un final digno" a la legislatura catalana

La CUP abandona el hemiciclo de Parlament en protesta por los nuevos presos. EFE

«En el pleno del próximo lunes se tendrán que tomar decisiones y tarde o temprano llegará la sentencia del Tribunal Supremo; esto nos llevará a la culminación de legislatura que esperamos que se tome con dignidad ante represión q estamos sufriendo a todos los niveles». Inesperadamente la CUP ha sido la primera formación en poner las cartas sobre la mesa tras la decisión del Tribunal Supremo, que hoy ha rechazado conceder las cautelares a Quim Torra y ha confirmado su inhabilitación como diputado del Parlament en los términos acordados por la Junta Electoral Central.

La portavoz parlamentaria de los antisistema, Maria Sirvent, ha negado que su afirmación deba interpretarse como la petición de elecciones anticipadas, pero sí ha reconocido que la XII legislatura catalana se puede dar por terminada con la decisión del Tribunal Supremo. Por primera vez la dirigente republicana no se ha enrocado en exigir la desobediencia a la justicia española que la CUP ha reclamado en ocasiones anteriores, sino que ha reclamado a los partidos que dan apoyo al Govern una «solución consensuada».

Quien sí ha reivindicado esa desobediencia es el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que en un mensaje en las redes sociales ha dejado claro que «nada ha cambiado» con la decisión del Supremo sobre su petición de cauteleras.

Una postura en la que ha insistido su partido poco después. El líder de JxCat en el Parlament, Albert Batet, ha asegurado que su «lo tiene muy claro», reafirmando la vigencia del acta de diputado de Torra. «El Parlament lo votó el 4 de enero y fue ratificado por la Mesa» ha señalado Batet en referencia al pleno de urgencia convocado tras la decisión de la Junta Electoral Central, que el día 3 acordó su inhabilitación exprés como diputado, atendiendo a las peticiones de Cs, PP y Vox en este sentido.

«Torra es presidente y diputado del Parlament, así lo hemos aprobado en pleno y lo han ratificado Torrent y Torra, no podemos hacer otra cosa que mantener esta posición» ha concluido Batet. Mientras, el presidente de la cámara guarda silencio y los socialistas, que en la última reunión de la Mesa apoyaron a los independentistas en la tesis de que debían esperar a la decisión del Supremo sobre las cautelares, se preparan ya para cambiar de posición en la reunión de la Mesa que Torrent se verá obligado a convocar antes del próximo pleno, previsto para el lunes.

Es este contexto de división al que se ha referido Sirvent para reclamar que los dos grandes partidos independentistas no se dejen llevar por el clima «preelectoral» y adopten una respuesta consensuada a la «intromisión de la justicia en la soberanía del Parlament«. Una decisión que todo apunta que pasaría por la convocatoria de elecciones anticipadas por parte de Torra, antes de ser formalmente inhabilitado y que sea la convocatoria se produzca de forma automática.

Te puede interesar

Comentar ()