El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha asegurado este jueves que no obedecerá la resolución del Tribunal Supremo, que da la razón a la Junta Electoral Central (JEC), un órgano que concluyó que debe perder su acta de diputado como condenado por sentencia, aunque no sea firme, en aplicación del artículo 6.2 b) de la Ley Electoral (LOREG).

«Soy diputado y presidente de Cataluña porque así lo decidió la ciudadanía y porque así lo votará el Parlamento. Nada ha cambiado. No daremos marcha atrás», sentenciaba Torra en una comparecencia pública en Gerona.

En la breve declaración, Torra ha recordado que el pasado 4 de enero el Parlament le ratificó como president de la Generalitat en un pleno extraordinario celebrado tras el fallo de la JEC.

Esta ha sido la reacción del dirigente catalán después de que este jueves trascendiese que la Sala de lo Contencioso Administrativo del Supremo haya rechazado la aplicación de la medida cautelar solicitada por la defensa de Quim Torra. Previamente, Torra solicitó una medida cautelarísima (a tomar en 48 horas) contra su inhabilitación, que la Sala rechazó porque no vio razones de urgencia para adoptarla.