«Yo entiendo que éste es sin duda alguna un tema importante, habrá tiempo hablar de ello, pero creo que hoy toca lo que toca, que es hablar del temporal y de sus efectos». Así ha despachado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, las preguntas de los periodistas sobre la inhabilitación del presidente de la Generalitat, Quim Torra, decretada este jueves por el Tribunal Supremo.

Durante su visita a Mallorca para comprobar los efectos de la borrasca Gloria, Sánchez ha dado a entender que la posición del Gobierno no cambia sobre el reconocimiento de Torra como president. Preguntado si mantiene la reunión prevista con él a principios de febrero en Barcelona, ésta ha sido su respuesta: «Estamos en lo mismo. Hablar todos los días de lo mismo y responder con las mismas respuestas a las mismas preguntas… Es evidente que el Gobierno de España y yo mismo hemos respondido a eso en más de una ocasión».

El Tribunal Supremo ha vuelto a rechazar la medida cautelar solicitada por Torra para paralizar el acuerdo de la Junta Electoral Central (JEC), que concluyó que debe perder su acta de diputado como condenado por sentencia, aunque no sea firme, en aplicación del artículo 6.2 b) de la Ley Electoral (LOREG). Según éste, son inelegibles los condenados por delitos contra la Administración Pública (como es el caso de Torra por desobediencia) aunque sea por un tribunal de primera instancia.

Los magistrados de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Supremo han rechazado la aplicación de la medida cautelar solicitada por la defensa de Quim Torra y vuelven a dar la razón a la Junta Electoral Central. Previamente, Torra solicitó una medida cautelarísima (a tomar en 48 horas) contra su inhabilitación que la Sala rechazó porque no vio razones de urgencia para adoptarla.

«Tómbola»

El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha defendido este jueves la reunión de Sánchez con Torra a pesar de la inhabilitación. «Tiene que reunirse con todos los presidentes», ha afirmado, aclarando que «el diálogo es siempre mejor que la pelea».

Así lo ha asegurado Iglesias en una entrevista en Telecinco, donde ha defendido que Torra es presidente de la Generalitat porque los ciudadanos catalanes «lo han puesto ahí», no porque le haya tocado «en una tómbola».

En este sentido, ha pedido «respeto» para la democracia, y ha insistido en que a pesar de las diferencias que el Gobierno pueda tener con el presidente de la Generalitat, Torra tiene una «responsabilidad institucional» y, por lo tanto, hay que dialogar con él.

«Los presidentes de los diferentes territorios de nuestro país, independientemente de su ideología, tienen mucha responsabilidad, y el diálogo es algo que siempre va a ayudar», ha enfatizado. «Yo creo que el diálogo es siempre mejor que la pelea», ha zanjado.

Diputado no, presidente sí

Por su parte, la ministra de Defensa, la magistrada Margarita Robles, ha subrayado que la decisión del Tribunal Supremo mantiene la inhabilitación de Quim Torra como diputado del Parlamento de Cataluña pero no como presidente de la Generalitat.

«El Tribunal Supremo responde con criterios jurídicos, pero son cosas distintas. Una cosa es la inhabilitación como diputado pero otra como president», ha sostenido Robles, en declaraciones a los medios.

La ministra, que fue miembro de esa misma Sala del Supremo, ha apuntado que la propia Junta Electoral dijo que tendría que ser el Parlament el que decidiera si Torra puede continuar como presidente de Cataluña tras su inhabilitación.

«Y yo entiendo que jurídicamente no hay ninguna oposición a que pueda continuar como president del Govern», ha apuntado Robles insistiendo en la necesidad de distinguir «lo que es estrictamente judicial» de su situación al frente de la Generalitat.

Además, ha indicado que la anunciada reunión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con Torra se enmarca en su ronda de encuentros con todos los mandatarios autonómicos. «La decisión (del Tribunal Supremo) en ningún momento condiciona que Torra siga siendo president de la Generalitat y por tanto en ese ámbito en el que el presidente ha dicho que se va a reunir con Torra pero también con todos los presidentes de las comunidades autónomas es cuando se celebrará esa reunión», ha insistido.

Ayudas por el temporal

El presidente del Gobierno ha anunciado que activará «inmediatamente» los mecanismos para conceder ayudas de urgencia a los damnificados por la borrasca Gloria en Baleares, Cataluña, la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía.

Tras visitar la zona más afectada por la borrasca en Cala Rajada, en el municipio mallorquín de Capdepera, Sánchez ha destacado su «conmoción» por los daños ocasionados por el temporal marítimo, en particular en el Delta del Ebro, que ha sobrevolado antes de desplazarse a Baleares.

«No vamos a esperar al Consejo de Ministros del próximo martes, sino que mañana mismo vamos a tener una reunión de urgencia para activar todos los mecanismos» para impulsar las ayudas a particulares, empresas y administraciones afectadas, ha explicado el presidente en declaraciones a los periodistas.

Sánchez ha sobrevolado brevemente el entorno del puerto de Cala Rajada y ha saludado a agentes de las fuerzas de seguridad y emergencia acompañado de la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, a quien ha trasladado «el compromiso del Gobierno de España para poder resolver cuanto antes la situación».

Además de la reunión interministerial de mañana para poner en marcha las ayudas, el jefe del ejecutivo ha anunciado que este sábado continuará las visitas a las zonas afectadas de la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía, para solidarizarse con los damnificados, como ha hecho en Mallorca, donde ha manifestado además sus «condolencias a los familiares de las víctimas» mortales de la borrasca y de las personas que permanecen desaparecidas.»Esperamos que más pronto que tarde podamos encontrarlas y podamos encontrarlas con vida», ha incidido.

Sánchez ha recalcado que las ayudas y la colaboración entre instituciones pretenden contribuir a «restablecer la normalidad, garantizar la seguridad y dar respuesta a muchas de las necesidades inmediatas», aunque es consciente de que no compensan más que de forma material las pérdidas que sufren los damnificados, «porque hay mucha vida detrás».

Sánchez ha planteado que los destrozos causados por Gloria deben servir para «hacer una reflexión» sobre cómo el cambio climático está agudizando y agravando, en consecuencia, los efectos de esos fenómenos meteorológicos».

A juicio del presidente, las políticas de todas las administraciones públicas deben considerar los efectos del cambio climático y «la ciudadanía, de la mano de las administraciones públicas» tiene que «empezar a desarrollar una cultura de prevención y de seguridad» que preserve vidas y bienes materiales ante los fenómenos meteorológicos extremos. Sánchez se ha referido además a la búsqueda del buque pesquero con base en Algeciras desaparecido cuando faenaba, de la que ha destacado que se lleva acabo en colaboración con el Gobierno de Marruecos.