Política

ERC se niega a aplaudir a Torra tras retar a Torrent para que desobedezca

JxCat deja de votar en bloque y fuerza la suspensión del pleno

División total en el Govern: los diputados de ERC no aplauden a Torra tras su intervención. EFE

JxCat y ERC han escenificado su divorcio definitivo en la votación de los presupuestos del Parlament, en la que no ha participado ningún diputado neoconvergente. Ha sido su modo de expresar su protesta por la decisión de Roger Torrent de acatar la inhabilitación de Quim Torra como diputado. «Si no suspende el pleno para buscar una solución jurídica, ningún diputado de JxCat votará» ha anunciado el presidente del grupo, Albert Batet, después de que Torra retara infructuosamente a Torrent a desobedecer al Tribunal Supremo.

Tras bloquear la aprobación de los presupuestos del Parlament con esta decisión, Cs y JxCat han forzado la convocatoria de una Junta de Portavoces que ha acordado la suspensión del pleno hasta al próxima semana. Se ha obviado así el debate sobre la corrupción solicitado en su momento por Cs, para evitar seguir mostrando la imagen de división en el bloque de gobierno catalán.

Ha sido la culminación de una jornada de fractura entre los dos partidos del gobierno catalán, que han escenificado su división cuando JxCat ha ovacionado a Torra tras su intervención ante el pleno, mientras los diputados de ERC se quedaban sentados en sus escaños, sin aplaudir al president. El resultado ha sido que el pleno ha rechazado los presupuestos de la cámara, elaborados por el neoconvergente Josep Costa, que no han conseguido ni un solo voto a favor.

Torra arremete contra Torrent

El presidente catalán se ha dirigido al pleno del Parlament para exigir al presidente de la cámara, el republicano Roger Torrent, que le ratifique como diputado y desautorice al secretario general Xavier Muro. Lo ha hecho después de que Torrent anunciara que «hoy no podemos contabilizar» el voto de Torra, atendiendo al requerimiento de la Junta Electoral, que el viernes exigió que se hiciera efectiva la inhabilitación de Torra como diputado que había sido confirmada por el Tribunal Supremo.

Torra ha abierto con su intervención un debate con los grupos que, minutos después ha suspendido Torrent tras un altercado con Cs. Torrent ha llamado al orden al grupo y a la líder de los narajas, Lorena Roldán, por llamar delincuente a Torra, y tras ser desoído por Ciudadanos ha anunciado la decisión de suspender el pleno unos minutos después de su inicio.

Antes de eso, el presidente de la cámara había anunciado la inhabilitación de Torra como diputado, a lo que el president ha respondido pidiendo la palabra para retar a Torrent a desobedecer las resoluciones de la Junta Electoral y el Tribunal Supremo.

En una intervención en la que ha señalado directamente a sus socios de Esquerra, Torra ha denunciado la decisión de Torrent, recordando que «no hace ni un mes», el pasado 4 de enero, el pleno le ratificó como diputado afirmando que es la única institución valida para retirarle esa condición. La intervención ha provocado el aplauso de los diputados de JxCat, puestos en pie, mientras los de Esquerra se mantenían en sus escaños.

Govern partido

En una imagen inédita, medio Govern permanecía también sentado en sus bancos mientras el otro medio aplaudía a la intervención de su presidente, sentado junto a Pere Aragonés con cara de póker.

«Tiene algún valor lo que votamos» se ha preguntado el presidente catalán, «o lo que acaba siendo simbólico son las votaciones del Parlament«. Torra se refería así a las afirmación con las que minutos antes había defendido Sergi Sabrià la decisión de Torrent, advirtiendo contra los «simbolismos estériles» que pueden bloquear las instituciones catalanas.

«Nosotros no somos su rival, somos sus aliados» le ha respondido Sabrià en su turno de respuesta. El dirigente republicano ha insistido en que estamos «ante decisión crucial, acabar legislatura con una nueva decisión simbólica o plantar cara defendiendo el Parlament» y ha advertido a sus socios contra la tentación de «poner en riesgo la soberanía del Parlament, y legislatura por una decisión que no tiene consecuencias reales».

«Lo que vota el Parlament es resolutivo o simbólico si después aceptamos que un órgano administrativo lo cambie» ha insistido Torra. El president ha defendido que Cataluña «se tiene que gobernar bajo la estricta observancia de los derechos de los ciudadanos», argumentando que ha sido inhabilitado por defender la libertad de expresión, y ha añadido que la independencia «solo será posible con tres premisas: La fuerza de la unidad, no permitir que la represión nos paralice y defender la voluntad popular».

Torra ha advertido que la única manera de dar garantías de continuidad al mandato del Govern y de aprobar los presupuestos es ratificarlo como diputado, respondiendo así a las advertencias de Esquerra.

«Soy diputado y presidente de Cataluña y solo el pleno del Parlament puede cambiar esto, lo votamos el 4 enero y ningún secretario general puede anularlo» ha argumentado Torra, que ha reclamado a Torrent que revalide explícitamente ese acuerdo y «revierta» una decisión «ilegal». «Sino, se pondrá en riesgo la continuidad de las instituciones».

Comentar ()