Sentencia del procés

Política

El reparto de medallas a solo una parte de los policías enviados a Cataluña acabará en los tribunales

Jupol, el SUP y la CEP anuncian que recurrirán la orden de concesión por dejar fuera a centenares de agentes que participaron en la 'Operación Ícaro' y que reúnen también los méritos / La entrega tendrá lugar este miércoles por el 196 aniversario del Cuerpo

Un grupo de antidisturbios, parapetados tras unos contenedores junto a la Plaza de Urquinaona (Barcelona) en medio de un manto de piedras durante los altercados de octubre.

Un grupo de 'antidisturbios', parapetado tras unos contenedores junto a la Plaza Urquinaona (Barcelona) durante los altercados del 18-O.

Justicia Policial (Jupol), el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Confederación Española de Policía (CEP) recurrirán en los tribunales la orden por la que el Ministerio del Interior condecorará esta semana a los agentes que participaron en el dispositivo extraordinario desplegado en Cataluña por la sentencia del procés al considerar que el número de medallas concedidas es insuficiente y el reparto deja fuera a funcionarios que presentan méritos para recibir este reconocimiento profesional.

Dando por buena la propuesta de la Junta de Gobierno de la Dirección General de la Policía, el ministro Fernando Grande-Marlaska ha acordado este lunes el ingreso en la orden del mérito policial de 322 funcionarios participantes en la Operación Ícaro, desarrollada entre el 8 de octubre y el 31 de diciembre de 2019.

En concreto, se han otorgado una medalla de plata y siete con distintivo rojo (ambas con aumento vitalicio de pensión), así como 315 en su modalidad blanca (entre ellas una a título póstumo a un comisario aragonés destinado en Girona). La entrega tendrá lugar este miércoles con motivo del acto conmemorativo del 196 aniversario de la Policía Nacional, que tendrá lugar a partir de las 12.30 horas en el complejo madrileño de Canillas.

Fuentes del SUP y de la CEP han anunciado a El Independiente su intención de acudir a los juzgados de lo Contencioso-Administrativo para recurrir esta orden, no por falta de méritos de los condecorados sino por no premiar a todos los agentes que participaron en dicho despliegue. Jupol, que no ha respondido a este diario, ya anunció el pasado sábado en un comunicado que emprendería «medidas judiciales» para tratar de corregir esta «injusticia».

Por su parte, el Sindicato Profesional de Policía (SPP) tiene previsto analizarlo este martes en la asamblea, si bien avanza que está en contra de que se hayan establecido «números clausus» y que no se haya contado con la opinión de las organizaciones, como establece la propia resolución que aprobó la Dirección General en 2012. Con todo, descartan acudir a los tribunales.

Críticas por fijar «cupos»

Es la misma postura que defiende la Unión Federal de Policía (UFP), que, si bien considera que el reconocimiento debería alcanzar a más funcionarios y que el criterio que se ha seguido no es «equitativo», no se plantea tampoco la opción de pleitear.

Los sindicatos critican que la Dirección de la Policía haya establecido «cupos» en algunas unidades y consideran «insultante» que entre los condecorados haya «nada menos» que cuatro comisarios provinciales, un jefe regional y otro provincial de operaciones, y dos jefes de Brigada Provincial, que sólo deberían figurar en el listado -en su opinión- «cuando todos los policías hayan merecido» el reconocimiento.

«Tampoco se han seguido las obligaciones establecidas en materia propuestas de ingreso en la Orden al mérito policial por la resolución de la Dirección General de la Policía de 11 de mayo de 2012. Si la propia DGP incumple su normativa, va a ser muy difícil exigirlo a los demás y evitar la litigiosidad en los órganos judiciales correspondientes», expone el SUP en su escrito de alegaciones.

Los sindicatos Jupol, SUP y CEP recurrirán la orden de concesión por dejar fuera a centenares de agentes que reúnen también los méritos y han sido excluidos

Fuentes sindicales tildan de injustos algunos casos, como el de un funcionario que participó en la Operación Ícaro muy al final -ya sin altercados en las calles- al encontrarse de baja por paternidad y será recompensado con una medalla. «Su jefe dice que es buen chico», señalan las fuentes. Otros, por no haber solicitado en su momento el parte médico que acreditara las lesiones sufridas en acto de servicio, han sido excluidos.

La relación definitiva de policías que recibirán medalla tan sólo ha experimentado una variación en relación con la propuesta provisional que la dirección presentó a los sindicatos el pasado viernes. Así, el policía Gonzalo S.V. pasa de tener una blanca a una roja, que sí acarrea un incremento de pensión del 10 % en relación con el sueldo.

Este policía, perteneciente a la Unidad de Intervención Policial (UIP) con base en Valladolid (indicativo ‘Reno’), recibió un fuerte impacto en la cabeza sobre las 20.15 horas del viernes 18 de octubre cuando prestaba servicio en la barcelonesa Plaza de Urquinaona y alrededores ante los disturbios provocados por radicales violentos en protesta por la sentencia que condenaba a los líderes independentistas. El funcionario tuvo que ser evacuado de inmediato al Hospital Sagrado Corazón, donde le diagnosticaron una «contusión craneal con pérdida de conocimiento» y le trataron en el servicio de Neurología.

Plata para el herido más grave

También recibirán medallas con distintivo rojo otros seis policías que resultaron heridos, entre ellos Álvaro G.B. y Ángel H.S. Pertenecientes a las UIP de Barcelona y Galicia, respectivamente, el primero sufrió un fuerte golpe en la cabeza y al segundo le fracturaron el radio de su brazo derecho, por lo que tuvieron que colocarle una placa metálica y varios tornillos. 

Entre los beneficiarios de esta medalla figuran también dos antidisturbios que resultaron heridos en Madrid cuando prestaban servicio ante una manifestación convocada para protestar por el fallo del Tribunal Supremo, de ahí que la Policía las haya incluido también en esta remesa.

La única cruz de plata se ha concedido al antidisturbios vigués Iván A.F., que llegó a estar ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un hospital barcelonés debido al fuerte traumatismo cranoencefálico que sufrió por el impacto de un objeto pesado en la cabeza cuando participaba en un servicio junto a la plaza de Urquinaona en la tarde-noche del 18 de octubre pasado. Esa recompensa profesional conlleva un incremento vitalicio de la pensión equivalente al 15 % del sueldo.

La relación se completa con 315 agentes que recibirán cruces blancas, que computan a efectos de ascensos y petición de destinos pero que no aparejan recompensa económica. En concreto, se trata de tres comisarios principales, cinco comisarios, diez inspectores jefes, 28 inspectores, 43 subinspectores, 73 oficiales y 153 policías.

¿Felicitación pública para el resto?

La duda no resuelta aún es si la Dirección de la Policía completará el reconocimiento con la concesión de una «felicitación pública» al resto de funcionarios que han participado en este operativo, entre ellos los agentes destinados en las cuatro provincias catalanas.

La decisión de Interior de condecorar a 322 policías que han participado en la Operación Ícaro no tiene precedentes en el Cuerpo, que no recompensó a los funcionarios de refuerzo desplazados a Cataluña en el otoño de 2017 (Operación Copérnico) a fin de que se cumpliera la orden judicial y se evitara la celebración de la consulta ilegal del 1-O. «Los compañeros todavían están a la espera», ha recordado Jupol.

Te puede interesar

Comentar ()