Política

Marlaska rebaja el reconocimiento por el operativo en Cataluña en plena negociación con ERC

La Dirección de la Policía pretende despachar la recompensa a los participantes en la 'Operación Ícaro' con una mera felicitación pública / Los sindicatos piden medallas para todo el contingente, con incremento de pensión para los heridos

Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior en funciones.

Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior en funciones. EFE

El Ministerio del Interior pretende despachar con una mera felicitación pública -con menos recompensa que una condecoración a la hora de optar a una plaza en un concurso de méritos o de promocionar- el reconocimiento a los policías nacionales que han participado en el dispositivo extraordinario desplegado en Cataluña para hacer frente a los disturbios provocados por el independentismo radical tras dictar el Tribunal Supremo la sentencia del procés: la Operación Ícaro.

Los trámites coinciden en el tiempo con la negociación que mantiene el PSOE con ERC para sacar adelante la investidura de Pedro Sánchez y se quedan lejos de las pretensiones de los sindicatos policiales, que habían exigido la concesión de una cruz blanca para todos los agentes que han participado en el operativo y roja (pensionada) para los que resultaron heridos en acto de servicio.

Según ha podido conocer El Independiente, el gabinete técnico de la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía Nacional envió este lunes un correo electrónico a la Jefatura Superior en Cataluña y a las plantillas dependientes de aquélla en el que les pide la remisión de un listado con los nombres de todos los funcionarios que han participado en la Operación Ícaro «a fin de tramitar una felicitación pública para los mismos».

Se trata de un tipo de reconocimiento -regulado mediante las circulares 51/90 y 56/90 y con cuatro modalidades (A, B, C y D)- prevista para recompensar actuaciones que superen «los límites del trabajo normalmente exigible», reportando al titular entre 0,25 y un punto a efectos de promoción interna o a la hora de concursar por una plaza. «La valoración numérica asignada a cada funcionario deberá realizarse atendiendo a su grado de implicación y participación en dicha operación», detalla la DAO en el citado email.

El reconocimiento que gestiona la Dirección General de la Policía es claramente insuficiente para los sindicatos, que durante las reuniones mantenidas para negociar las compensaciones económicas que recibirían los funcionarios que participan en la Operación Ícaro exigieron condecoraciones para premiar el esfuerzo y el riesgo al que se han expuesto los agentes por la violencia de los disturbios. En total, 134 funcionarios de este Cuerpo resultaron heridos, varios de gravedad.

La Dirección de la Policía pretende despachar el reconocimiento a los participantes en la ‘Operación Ícaro’ con una mera felicitación

En concreto, las organizaciones sindicales exigían una cruz blanca a todos los participantes, una roja (que lleva aparejada un incremento vitalicio de la pensión equivalente al 10 % del sueldo) para los heridos y una de plata (con aumento de pensión del 15 %) para los funcionarios que resultaron gravemente lesionados, entre ellos un agente gallego de los antidisturbios que sufrió un fuerte traumatismo cranoencefálico por el impacto de un objeto contundente en la tarde-noche del pasado 18 de octubre. Este funcionario, de nombre Iván A.F., llegó a estar ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un hospital barcelonés hasta que 13 días después pudo regresar a Vigo (Pontevedra) en un avión medicalizado del Ministerio de Defensa.

Placa metálica y tornillos en el radio derecho del brazo de Ángel H.S., antidisturbios gallego que resultó herido en Barcelona.

Los sindicatos pretendían evitar así que se volviera a repetir lo que ya ocurrió con motivo de la Operación Copérnico, el dispositivo puesto en marcha por el Ministerio del Interior ante la convocatoria del referéndum del 1-O (2017). Aquella misión, también de gran calado, se despachó sin la concesión de condecoraciones ni a los policías nacionales ni a los guardias civiles.

En un escrito registrado este miércoles, la Confederación Española de Policía (CEP) pide al director general de la Policía Nacional, Francisco Pardo Piqueras, que dé marcha atrás y se condecore a los policías destinados en Cataluña y a los movilizados desde otras provincias con cruces rojas o blancas en atención al riesgo físico y al mérito del servicio.

«Creemos que el esfuerzo de muchos compañeros de las plantillas de Cataluña, sobre todo de las Brigadas de Información y de Policía Judicial, pero también de otras unidades que apoyaron ese despliegue (transmisiones, seguridad y protección, coordinación, puestos fronterizos…) merece y exige mucho más reconocimiento que una felicitación pública, destinada a ‘recompensar actuaciones de aquellos funcionarios que superen los límites del trabajo normalmente exigible’. Estamos ante mucho más que eso y le pido, debido a la probable posibilidad de que la propuesta que se plantee por la DAO ni siquiera sea la de una felicitación tipo A, que modifique ese criterio para los compañeros destinados en Cataluña y se condecore, al igual que a los policías comisionados allí, un servicio de tanto riesgo físico (cruces rojas) y mérito (cruces blancas)», expone en la carta el secretario general de la CEP, Víctor M. Vigil.

Compromiso del ministro

El pasado 28 de octubre, en una entrevista concedida a la SER, el ministro Grande-Marlaska aseguró que había dado ya instrucciones para que se concedieran condecoraciones a todos los policías que resultaron heridos durante los disturbios provocados por los radicales violentos en Cataluña tras la sentencia del procés. El reconocimiento alcanzaría a policías nacionales, guardias civiles, Mossos d’Esquadra y Guardia Urbana.

«Es algo que evidentemente hay que reconocer. Todos estos agentes (Mossos, Policía Nacional, Guardia Civil y Guardia Urbana) han formado y forman durante estos días un único uniforme y son la vanguardia de la sociedad catalana, pero también de la sociedad española, en el sentido de garantizar el espacio público donde todos podamos ejercitar nuestros derechos y libertades en términos de diversidad y en paz», defendió.

Los sindicatos policiales reclaman medallas para todo el contingente, con incremento de pensión para los agentes que resultaron heridos

En esa intervención radiofónica, el titular de Interior en funciones no aclaró si serían medallas que conllevan incremento de pensión (roja y plata), como exigen al unísono los sindicatos. Éstos también reclamaban que la concesión se llevara a cabo de forma extraordinaria antes de 2020, sin esperar a que se celebre en octubre la festividad del patrón del Cuerpo -los ángeles custodios- para su otorgamiento.

Interior deberá determinar si concede cruz al mérito policial a los agentes de los antidisturbios que resultaron con lesiones -al menos tres de importancia- o si finalmente hace tabla rasa y resuelve con una mera felicitación pública a todos los participantes en este dispositivo especial, que se mantiene activo después de casi 75 días. En concreto, arrancó el 8 de octubre, seis días antes de que el Supremo condenara a los líderes separatistas.

«Menos baremación»

Como recuerda la CEP en el escrito enviado a Pardo Piqueras, la felicitación pública «tiene mucho menos calado y baremación» que una condecoración como la cruz al mérito policial, aun con distintivo blanco. Ésta conlleva cuatro puntos a efectos de promoción interna, mientras que la felicitación no aporta más de un punto en el mejor de los casos (modalidad A). Y, en el caso de optar a una plaza en un concurso general de méritos, la primera dobla a la segunda (dos frente a un punto).

Las fuentes policiales consultadas por este periódico vinculan la decisión de Interior de ofrecer el reconocimiento profesional más cicatero a las negociaciones que mantienen desde hace semanas el PSOE con ERC para sacar adelante la investidura de Pedro Sánchez y que éste pueda volver a formar gobierno, a fin de no ‘irritar’ al independentismo.

Comentar ()