Política

Pedro Sánchez mantiene su reunión con Quim Torra a pesar de sus exigencias

El Gobierno retrasa la mesa de negociación con el independentismo hasta después de las elecciones catalanas

logo
Pedro Sánchez mantiene su reunión con Quim Torra a pesar de sus exigencias

Carmen Calvo, en el Palacio de La Moncloa. EFE

Resumen:

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acudirá el próximo jueves a Barcelona a reunirse con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, a pesar de sus exigencias de analizar asuntos como la celebración de un referéndum de autodeterminación o la amnistía de los políticos independentistas condenados.

En un comunicado, la Moncloa ha expresado este jueves que el Gobierno «mantiene su voluntad de iniciar el proceso de diálogo con las instituciones catalanas para resolver el conflicto político», a través de una mesa de negociación que espera poner en marcha «en cuanto haya hablado el pueblo catalán y se constituya el nuevo Parlament, así como el nuevo Govern». «Cuanto antes se celebren las elecciones y haya nuevo Govern, antes iniciaremos el diálogo», asegura la Moncloa.

Hasta entonces, «el Gobierno expresa su voluntad de mantener esa colaboración entre los distintos ministerios y mantiene, cómo no podía ser de otra manera, el encuentro con el president Torra» en Barcelona, donde Sánchez «tiene intención de poder reunirse también con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y con la presidenta de la Diputacióna, Nuria Marín, así como la entidad ‘Barcelona Global’, que en engloba a 221 empresas, centros de investigación, emprendedores, escuelas de negocio, universidades e instituciones culturales, y a más de 780 profesionales que promueven el talento y la actividad económica en Barcelona».

El comunicado de la Moncloa llega después de la confusión generada por unas declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, que había rechazado las condiciones señaladas por Torra para celebrar esa reunión.

En declaraciones a los periodistas tras participar en un homenaje a las víctimas españolas del nazismo, Calvo ha advertido de que la reunión entre Sánchez y Torra no se producirá «para hablar de algunos planteamientos» como los expuestos por el presidente de la Generalitat esta misma mañana, «y que nada tienen que ver con lo que este Gobierno tiene que hacer en Cataluña».

Calvo se ha referido así a las palabras de Torra este jueves, cuando el presidente del Govern catalán ha instado a «abrir el diálogo entre gobiernos acordado con ERC» para «negociar las condiciones para la celebración de un referéndum de independencia» y la aplicación de una amnistía a los condenados por el 1-O. En este sentido, el presidente catalán ha advertido de que si Pedro Sánchez mantiene la negativa al referéndum que ha anunciado repetidamente, valorará con el resto de las formaciones independentistas si vale la pena dar continuidad a esa mesa de diálogo.

«Si no se dan las condiciones y garantías necesarias para el proceso de negociación me reuniré con los partidos independentistas para explicarles que vamos a un diálogo sin garantías, y ver qué les parece», ha advertido Torra. Ha rechazado además que la celebración de un referéndum deba condicionarse a que el independentismo sume más del 50% de los votos en unas elecciones, como en algún momento ha apuntado el PSC, en palabras de Miquel Iceta.

«Si el Arán me pide un referéndum yo pondré las urnas, es una exigencia democrática» ha argumentado Torra. «La cuestión es cuanta democracia es capaz de asumir Estado español», ha retado.

Calvo ha asegurado que el Gobierno está «en condiciones de cumplir» sus compromisos con ERC y «sentarse» en una mesa de diálogo para «hablar de Cataluña y sacar a la política y la situación de los catalanes de los tribunales y de la desidia política, que es la herencia que hemos recibido del PP». Pero siempre en un «plano de realidad» lejano a la vía unilateral que Torra quiere retomar, y que «ha conducido a la frustración» de parte de la sociedad catalana.

«Nosotros como Gobierno de España vamos a corresponsabilizarnos de Cataluña en términos absolutamente constructivos, dialogantes y realistas» sobre problemas reales para mejorar las vidas de los catalanes como los servicios sociales, las infraestructuras o la economía, ha anunciado. «Quien quiera estar en eso nos va a encontrar. Quien quiera estar en otra cosa tiene que sacar lecciones de lo que ha ocurrido en estos últimos años», ha advertido.

Comentar ()