América Latina | Internacional | Política

El vigilante de Barajas declara que las maletas del 'Delcygate' salieron sin control

Según su declaración ante notario, fueron dos carros de maletas que pasaron directamente del avión a vehículos sin pasar por los controles de aduanas

Koldo García y José Luis Ábalos acceden al Congreso de los Diputados. EUROPA PRESS

El vigilante jurado que presenció la escena completa de la llegada de la vicepresidenta chavista Delcy Rodríguez a Barajas, la madrugada del 20 de enero, confirma en su declaración ante notario que el avión transportaba numerosas maletas que abandonaron el aeropuerto sin pasar ningún control.

En su declaración completa, adelantada por La Razón, el vigilante expedientado bajo la acusación de haber permitido a un periodista tomar imágenes de la sala VIP de la terminal privada del aeropuerto asegura que «el personal de Sky Valet traslada dos carros con maletas al exterior de la zona pública para ponerlos en vehículos sin pasar ningún control de aduanas».

En su declaración notarial, el vigilante relata que la recepción de los pasajeros del vuelo de Sky Valet procedente de Caracas se iba a producir entre la medianoche y las dos de la madrugada, aunque el despliegue policial era muy superior al de cualquier noche. Entre 15 y 20 policías nacionales y entre 6 y 8 guardias civiles. «Los compañeros salientes me comunican que una de las personas del vuelo de llegada no puede salir, acceder a territorio nacional», describe el vigilante.

Poco antes de las 00.15, según su narración, el ministro José Luis Ábalos y su acompañante, Koldo García, tratan sin éxito de acceder a la zona restringida de pistas. «Viendo que no pueden acceder, se quedan viendo a través de los cristales si llega el avión al párking cercano a esa puerta», continúa. El vigilante deja constancia de un enfrentamiento con Koldo García, al que pide su identificación cuando intenta acceder a la zona de aire. «Yo no tengo por qué identificarme», responde el acompañante del ministro, según la declaración ante notario publicada por La Razón.

Sobre las 00.25, tanto Ábalos como García acceden por fin a la zona restringida acompañados por policías. Sólo regresan a la terminal a la 01.30, «junto con los miembros que llegaban del vuelo de Caracas». Mientras el personal de la aerolínea traslada las maletas, según el vigilante, los pasajeros del vuelo, entre ellos Delcy Rodríguez, son alojados en las salas VIP de la terminal.

Ábalos abandona Barajas pasadas las 02.15, junto a personal de seguridad, pero dejando en el aeropuerto a Koldo García, consejero de Renfe y hombre de la máxima confianza del ministro. García permaneció en el aeropuerto por lo menos hasta las 6 de la mañana, momento en el que termina el turno del trabajador que firma la declaración notarial.

Durante ese tiempo, el colaborador de Ábalos presiona para que el avión que acaba de aterrizar en Barajas despegue hacia Turquía lo más rápido posible. Lo cual es imposible debido a los protocolos de descanso que le recuerda la propia compañía, que insiste en que la aeronave no puede despegar hasta las 14 horas. Una espera que finalmente provoca que Delcy Rodríguez abandone Madrid en un vuelo comercial de Qatar Airways con destino a Doha.

Comentar ()