Política

Génova firma el acuerdo 'PP+Cs' en Euskadi que su candidato Alonso no reconoce

En el anuncio de la coalición se evita ratificar a Alonso como candidato. El PP vasco asegura que el presidente territorial "no renuncia a nada" ni contempla dimitir y que si la dirección del PP no lo ve como candidato a lehendakari "serán ellos los que tendrán que desdecirse"

logo
Génova firma el acuerdo 'PP+Cs' en Euskadi que su candidato Alonso no reconoce
Alfonso Alonso, en un acto con Pablo Casado en Bilbao.

Alfonso Alonso, en un acto con Pablo Casado en Bilbao. Mikel Segovia

Resumen:

La dirección del partido liderada por Pablo Casado ha firmado esta tarde el acuerdo con Ciudadanos para concurrir juntos a los comicios en Euskadi del próximo 5 de abril bajo la marca ‘PP+Cs’ pese al rechazo de quien hace dos semanas fue designado para liderarlo como candidato a lehendakari: el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso. Desde el PP en Euskadi aseguran que «no formamos parte del acuerdo» por desconocerlo por completo. En una nota la dirección nacional del partido ha evitado ratificar y citar a Alonso como candidato y se limita a señalar que el acuerdo establece que serán los populares los encargados de designar candidato a lehendakari y que Ciudadanos contará con «dos puestos de salida». Respecto al programa con el que concurrirán se elaborará por una comisión de ambas formaciones y que «representará un punto de equilibrio y síntesis de ambos proyectos».

El acuerdo, suscrito entre el secretario general del PP Teodoro García Egea y el vicesecretario de Ciudadanos, Carlos Cuadrado, establece de forma expresa la aceptación de la foralidad vasca y del Concierto económico vasco «como instrumento vigente para asegurar la libertad, la estabilidad, cohesión y desarrollo de los ciudadanos del País Vasco. También reclamará que el cálculo del Cupo se haga «desde los principios de máxima transparencia y respeto a la solidaridad entre todos los españoles». Fija como objetivo la unión del «espacio constitucionalista» y subrayan que la unión de fuerzas pretende «afrontar de manera más eficaz la amenaza del nacionalismo y del independentismo contra el orden constitucional».

Minutos antes de anunciarse el acuerdo, fuentes de la formación vasca señalaban que Alonso continúa sintiéndose candidato a lehendakari, ratificado tanto por la dirección nacional como la territorial, «y si no lo quieren, serán ellos los que tendrán que desdecirse. Alfonso Alonso no va a renunciar a nada». Estas fuentes subrayan que el presidente del PP en Euskadi no se ha planteado dimitir ni renunciar a su candidatura y que continúa «con el teléfono abierto» esperando que alguien de la dirección del PP le cuente el acuerdo «que ni hemos negociado ni conocemos»: «No nos sentimos reconocidos en ese acuerdo que van a firmar, pueden firmar lo que quieran», aseguran molestos.

Los populares vascos recuerdan que lo conocido hasta ahora a través de los medios, el reparto de los ‘puestos de salida’, no es el problema esencial sino la consideración que se está demostrando al significado del PP en Euskadi: «No es una pelea de dos puestos. Lo que reivindicamos es nuestra historia, la del proyecto del PP vasco. Estamos dispuestos a sumar pero no entendemos que se anteponga los puestos de un partido sin representación al proyecto. Reivindicamos nuestra historia».

Lo que parecía un acuerdo prácticamente cerrado desde la noche del pasado miércoles, la coalición entre PP y Ciudadanos para concurrir juntos a las elecciones del País Vasco del próximo 5 de abril, ha pendido de un hilo por la negativa del candidato a lehendakari por el Partido Popular, Alfonso Alonso, a transigir con el principio de acuerdo cerrado con Inés Arrimadas en Madrid. De hecho, en la mañana de este viernes, el dirigente habría comunicado a la dirección nacional de su partido que no está dispuesto a firmar el pacto con Ciudadanos para las elecciones vascas. Asegura Alonso haberse enterado de los contenidos del mismo por la prensa, un pacto que, además, no comparte.

Sólo con el aval de Génova

Sin embargo, horas antes de que se hiciera efectivo, desde el PP se confirmaba que la coalición se firmaría «sí o sí». Así lo confirmaban fuentes de Génova de toda solvencia a El Independiente que no dudan en sacar adelante el pacto que firmaron el secretario general del PP, Teodoro García Egea, y el interlocutor de Ciudadanos en la negociación, José María Espejo. Recordaban además que las coaliciones «las firman la dirección nacional», por lo que no necesitarían la rúbrica del dirigente vasco para seguir adelante con su particular País Vasco Suma.

Seguir adelante con la decisión sin contar con el consenso del PP vasco dejaría a Alfonso Alonso en una situación muy comprometida, obligándole a aceptar y rectificar el órdago contra Génova -ayer aseguró que el pacto con Cs era «inasumible»- o, si se mantiene en el ‘no’, forzar una posible salida del partido. En cualquier caso, la posición para el líder vasco sería muy delicada. El desenlace se conocerá en las próximas horas: antes de la medianoche de este viernes finaliza el plazo para registrar coaliciones electorales para las autonómicas en Euskadi. Sin embargo, la negociación de las listas puede extenderse hasta el próximo 1 de marzo.

El candidato a lehendakari por el PP vasco habría recibido un mensaje vía ‘Whatsapp’ de la número tres del partido, Ana Beltrán, alrededor de las 00:00 horas de la noche de ayer para que acudiese a una reunión a las 11:00 horas en la capital, algo a lo que se negó porque «ni conoce» el acuerdo «ni está de acuerdo» con el mismo.

El entorno del dirigente vasco «tiene el teléfono abierto y la mano tendida», y desmienten que Alonso haya dado por «roto» el pacto con Ciudadanos. «Simplemente», aseguran, él sigue «a la espera» de una llamada de Génova que le dé algo de información. Durante toda la mañana y hasta primera hora de la tarde esa llamada no se había producido, «seguimos esperando». Ni Teodoro García Egea ni Pablo Casado se han puesto en contacto con él y, más allá de las informaciones publicadas en los últimos días, que situaban el desencanto de Alonso en no estar de acuerdo con el reparto de las listas acordadas en Madrid -según las cuales Ciudadanos ocuparía el segundo lugar en las listas de Vizcaya y Alava-, Alfonso Alonso está «molesto» porque desconoce todos los detalles, desde cómo se pactaron temas como la foralidad vasca o el concierto económico o el procedimiento para la elaboración del programa electoral.

Un pacto «inasumible»

Mientras, tal y como confirman fuentes de ambos partidos, en Madrid continúan las llamadas y las conversaciones de última hora entre las direcciones nacionales de PP y Ciudadanos para sellar un acuerdo que ya se daba por cerrado y que se ha complicado en las últimas horas por el ‘amotinamiento’ del líder vasco. Alfonso Alonso ya denunció a través de las redes sociales que el acuerdo conocido por los medios era «inasumible» al incluir el reparto de las listas que, teóricamente, habían pactado de puertas para adentro PP y Ciudadanos: entregar puestos de salida a los naranjas, tal y como confirmó el diputado de Ciudadanos, José María Espejo, en rueda de prensa. Airear la discrepancia ante lo acordado con Ciudadanos no ha gustado en Génova que defiende el procedimiento por el que se ha alcanzado el acuerdo que el PP vasco cree que se suscribe de espaldas a la dirección en Euskadi.

Génova partía una tímida lanza a favor de Alonso el jueves, al defender que sus socios se habían «adelantado» a los acontecimientos y que les faltaba «hablar con mucha gente». En todo caso, todo lo referido a programa y listas podrá negociarse hasta el próximo 1 de marzo. Para lo que tan sólo restan unas horas es para la inscripción de coaliciones, por lo que la maquinaria de ambos partidos continúa trabajando a contrarreloj para salvar las discrepancias de última hora.

Las desavenencias entre la dirección nacional del PP y Alonso se han repetido desde que Casado asumió la dirección del partido. Tanto Alonso como significados dirigentes del PP vasco apoyaron la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría para liderar la formación. Pese a todo, en público los dos presidentes han escenificado en los últimos meses una reconciliación y la recuperación de la sintonía y la lealtad que horas antes de que se presente el acuerdo de coalición con Ciudadanos ha vuelto a quedar en evidencia.

El lunes, reunión para analizar el acuerdo

La palabra la tienen ahora los populares vascos, que este lunes 24 reunirán a la junta directiva regional, con Alfonso Alonso al frente, para analizar la coalición con Cs. «Vamos a defender nuestro proyecto, nuestra historia y nuestra trayectoria, abierta a ser fortalecida desde nuestras señas de identidad y frente al nacionalismo», han manifestado a través de su cuenta oficial en Twitter.

Comentar ()