Política

Un preso de Zaballa, primer recluso infectado por coronavirus

El interno se encontró indispuesto el pasado fin de semana y, pese a que en una primera prueba dio negativo, una posterior lo confirmó / Tras el positivo de una trabajadora de la cárcel de Aranjuez, es el segundo caso confirmado en el interior de una prisión

Acceso a las celdas de una prisión española.

Acceso a las celdas de una prisión española.

Un preso de la cárcel de Zaballa (Álava) ha dado positivo por coronavirus. El recluso, que se encontraba en régimen de aislamiento en el centro penitenciario alavés, había tenido contacto con la Unidad de Custodia del Hospital de Txagorritxu de Vitoria. En esta unidad también intervino en alguno de los traslados un ertzaina que dio positivo por Covid19 el pasado viernes. Desde entonces varios agentes se encontraban en vigilancia y cuarentena. En las últimas horas un segundo ertzaina de esta misma unidad también ha dado positivo.

En el caso del interno ahora infectado -el segundo caso que se da en un centro penitenciario tras el de la trabajadadora de la prisión Madrid VI, en Aranjuez-, la evaluación de su situación se activó el pasado fin de semana. El preso se encontró indispuesto y, tras comprobar que tenía fiebre alta, se le trasladó al hospital de Txagorritxu por recomendación médica dadas su patologías anteriores. En un primer momento la prueba diagnóstica que se le practicó dio negativo por coronavirus, si bien un segundo análisis al que fue sometido, al persistir su malestar, confirmó este martes que está infectado por el virus.

Desde la Ertzaintza se ha denunciado las condiciones en las que deben realizar los traslados de presos así como algunos de los servicios a los que están obligados y que consideran que elevan el riesgo de contagio, si bien en este caso el recluso es el que ha resultado infectado y no el que ha provocado el contagio. El sindicato mayoritario de la Policía Autónoma Vasca, ERNE, ha convocado una manifestación para este jueves ante la comisaría de Vitoria para denunciar las condiciones de trabajo y la falta de medios de protección contar el coronavirus.

El Hospital de Txagorritxu de Vitoria ha sido uno de los focos de contagio más intenso en el País Vasco. Su incidencia ha sido especialmente preocupante entre el personal sanitario del centro médico, que actúa como hospital de referencia para todo el territorio. Un número significativo de los 152 casos confirmados hasta ayer en Álava tenían algún vínculo de contagio con el hospital o con personal relacionado con él. Hasta el momento en Euskadi son 197 los casos confirmados, con seis fallecidos. Entre los infectados figuran cuatro niños, todos ellos en Álava.

Dos agentes de la Unidad de Custodia de la Ertzaintza que traslada presos a Txagorritxu también están infectados

Con estos son dos los casos registrados en el interior de un centro penitenciario, uno de ellos de una trabajadora y otro de un interno. El riesgo de que pueda extenderse la infección se incrementa, por lo que Instituciones Penitenciarias dictó este martes un protocolo de actuación para hacer frente a la amenaza de contagio en el sistema carcelario. Así, el foco se pone de modo especial sobre las prisiones de Madrid, Álava y La Rioja, la tres comunidades autónomas donde mayor incidencia está teniendo el coronavirus y en las que se restringirán desde este miércoles los accesos.

Como medida de contención del Covid19, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha acordado que se suspendan las comunicaciones familiares de convivencia e íntimas a las que tienen derechos los reclusos. Por el momento sólo se permitirán las comunicaciones ordinarias, ya que éstas se llevan a cabo en locutorios separados por mamparas.

Restricción de accesos

Además, a los letrados y personal religioso que acudan a visitar a los reclusos se les obligará a comunicarse con los internos a través de los locutorios. El acceso a la cárcel del personal que no sea funcionario o laboral de la cárcel sólo se le autorizará el acceso en casos en los que sea imprescindible. Esta limitación afecta a los miembros de ONG u otras organizaciones colaboradoras que habitualmente participan de la labor que lleva a cabo en las prisiones y que en los próximos días no podrán acceder.

De igual manera, se deja en suspenso la labor docente que se realiza en las prisiones de estas comunidades autónomas, tal y como se ha decretado en el conjunto del sistema educativo. Todas estas limitaciones se mantendrán al menos durante los próximos 14 días.

Para el resto de centros penitenciarios españoles quedarán en suspenso los traslados intercentros salvo los casos en los que primen razones excepcionales, sanitarias o judiciales. También se mantiene la prohibición de comunicaciones o actividades que impliquen el contacto tanto de los internos como de los funcionarios con personas procedentes de zonas con especial incidencia de transmisión del Covid19. Además, los casos sospechosos deberán ser recluidos en celdas individuales hasta que sean evaluados.

Comentar ()