Política | Tribunales

Javier Sánchez-Junco, abogado de Juan Carlos: de acusar a Mario Conde a defender a López Madrid

Ex fiscal Anticorrupción, es un reputado letrado experto en Derecho Penal Económico

El rey emérito ya ha escogido a un prestigioso abogado que le representará en los procesos judiciales que puedan abrirse contra él tanto en España como en el extranjero por sus cuentas offshore en las que habría recibido donaciones multimillonarias del rey saudí Adbul Aziz Al Saud.

Se trata de Javier Sánchez-Junco Mans, ex fiscal y fundador del despacho madrileño Sánchez Junco Abogados en 2001. El letrado es muy conocido en la Audiencia Nacional, donde en los últimos años ha desarrollado una intensa labor primero como fiscal que ejerció la acusación contra el ex presidente de Banesto, Mario Conde, y después como abogado defensor de Javier López Madrid, yerno del fundador de OHL Juan Miguel Villar Mir juzgado en el caso Bankia e investigado en el caso Lezo.

Precisamente López Madrid tenía una relación de amistad estrecha con el rey Felipe VI y la reina Letizia, que incluso le llamaba compiyogui, hasta que comenzaron a salir a la luz los escándalos de corrupción por los que está investigado.

Ahora, Sánchez-Junco también se ocupa de la defensa del ex responsable jurídico del BBVA, Eduardo Arbizu, en la pieza abierta en el caso Villarejo de la Audiencia Nacional por los presuntos encargos de espionaje del banco al comisario, cuando aún estaba en activo, entre 2004 y 2017.

Sánchez-Junco tiene una experiencia de 20 años en la Carrera Fiscal. Desempeñó su labor en los tribunales superiores de Justicia de Asturias, Madrid, la Secretaría Técnica de la Fiscalía General del Estado, la Fiscalía ante el Tribunal Constitucional y la Fiscalía Anticorrupción, su último destino antes de fundar su despacho.

También tiene amplia experiencia como docente. Es profesor del Máster de Acceso a la Abogacía de la Universidad Carlos III de Madrid, en ISDE y en el máster de Derecho Penal Económico de la consultora KPMG. También ha sido profesor de Derecho Penal en ICADE y Derecho Procesal en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), así como profesor del máster de Asesoría Jurídica del Instituto de Empresa.

Investigaciones a las que se podría enfrentar

Precisamente el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, recibirá la información de la investigación que arrancó en 2018 el fiscal suizo Yves Bertossa tras publicar El Español y Okdiario una grabación en manos de Villarejo en la que la ex pareja sentimental del emérito, Corinna zu Saynn-Wittgenstein, afirmaba que éste la utilizó como testaferro para ocultar la donación millonaria saudí cobrada a través de la Fundación Lucum. Ésta es una de las vías que podría acabar en una querella contra Juan Carlos I ante el Supremo, único tribunal que puede investigarle como aforado.

La empresaria alemana relacionó dicho pago con la mediación de Juan Carlos I para que empresas españolas, entre ellas OHL, fueran beneficiarias de los contratos de construcción del AVE a La Meca. Esa es otra vía de investigación en la que trabaja la Fiscalía Anticorrupción española, que también podría dirigirse ante el Supremo contra el Rey emérito. Sin embargo, Anticorrupción ya informó a favor de archivar la pieza Carol del caso Villarejo, que abrió y archivó apresuradamente el juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea al considerar que Juan Carlos I era inviolable el año en que recibió la donación saudí.

Por otro lado, Corinna zu Saynn-Wittgenstein ha anunciado que demandará a Juan Carlos I por presuntas amenazas ante la Justicia británica. Allí, el padre de Felipe VI no tendría ninguna protección excepcional, sino que podría ser investigado como cualquier otro ciudadano extranjero, por lo que podría ser otro posible frente judicial en el que su abogado tendría que representarle.

Comentar ()