El coronavirus deja ya más de 46.500 casos de contagio en EE.UU y más de 25.000 de estos se encuentran en la región de Nueva York, cuya rapidez de crecimiento mantiene en alerta al Gobierno.

El gobernador de Nueva York, Andrew M. Cuomo, ha declarado que la tasa de infección por coronavirus se está duplicando cada tres días en esta región. «El vértice es más alto y más rápido de lo que pensábamos», dijo Cuomo en su última intervención.

Estados Unidos ya es el tercer país con más casos de COVID-19 del mundo y según han afirmado las autoridades: «Lo pero está aún por llegar». La pandemia ya ha alcanzado a los 50 estados y un tercio de la población se encuentra bajo medidas de confinamiento, mientras que el número de fallecimientos supera los 593 en el país.

«Nueva York es como el canario en la mina. Primero va Nueva York, pero lo que está pasando en Nueva York pasará en California e Illinois, es solo cuestión de tiempo», ha avisado Cuomo en una comparecencia.

Por ello, ha vuelto a pedir a Trump que dé una verdadera respuesta a la crisis sanitaria desatada por el coronavirus. «Necesitamos ayuda federal y la necesitamos ya», ha enfatizado, según informa CNN.

Hasta ahora, Trump ha liberado algunos fondos federales, pero los estados se quejan de que son insuficientes. Cuomo ha reprochado al Gobierno que solo haya enviado 400 respiradores a Nueva York: «¿400 respiradores? Necesitamos 30.000 respiradores. ¿Acaso quiere una palmadita en la espalda por enviarnos 400?».