El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha vaticinado que la gestión sanitaria actual del coronavirus y la posterior «reconstrucción» social y económica del país «se va a llevar por delante a toda una generación de políticos». «La clase política española está al borde del abismo. O nos miramos a la cara, o nos entendemos, o los ciudadanos nos van a dar una patada en el culo a todos», ha remarcado.

«Pero, ¿alguien cree que va a sobrevivir a esto desde el punto de vista político?», ha preguntado Vara en una entrevista en Cuatro al día, de Cuatro, recogida por Europa Press.

Según ha señalado, todos los políticos que participen, entre los que se ha incluido, en la gestión de esta crisis y en la posterior reconstrucción de esta estarán «amortizados». «Si no nos abrasamos haciendo eso, es que no lo habremos hecho bien», ha añadido el presidente extremeño, quien, en consecuencia, ha pedido que «nadie se preocupe ahora de las próximas elecciones».

Todos los políticos que participen, entre los que se ha incluido, en la gestión de esta crisis y en la posterior reconstrucción de esta estarán «amortizados»

Así, Vara ha insistido en que los representantes políticos tienen que pasar de gestionar una crisis sanitaria «brutal» en España a gestionar una crisis social y económica que solo se podrá acometer «desde la concordia la fraternidad y la reconstrucción». «Y el que haga eso, después se tiene que marchar a su casa, porque esto abrasa», ha reincidido.

Por otro lado, Fernández Vara ha pedido confianza en quienes en estos momentos están al frente de la gestión de la crisis, en especial del ministro de Sanidad, en tanto que está rodeado por los profesionales que más conocimientos tienen sobre la materia.

Asimismo, ha criticado que se comparen las cifras entre las distintas comunidades, y en este sentido ha señalado que si hay más casos en función del número de habitantes en comunidades como Madrid o Cataluña que en Extremadura, es porque en esta región no hay tanta concentración de población, y no porque él lo esté haciendo mejor que otros presidentes autonómicos.