Política

Euskadi ofrece al ministro de Sanidad camas para acoger enfermos de otras CCAA

Urkullu comparece ante una diputación permanente 'telemática' para defender su gestión de la crisis pero advierte del impacto económico, "saldremos magullados, costará salir".

Imagen de la sesión telemática de la Diputación Permanente del Parlamento Vasco celebrada hoy.

Imagen de la sesión telemática de la Diputación Permanente del Parlamento Vasco celebrada hoy. MIKEL SEGOVIA

El lehendakari Iñigo Urkullu ha revelado hoy que Euskadi ha ofrecido camas de hospitalización al Ministerio de Sanidad para acoger a pacientes derivados de otras Comunidades Autónomas que estuvieran en una situación de saturación. Durante la comparecencia que ha tenido lugar hoy en el seno de la Diputacion Permanente del Parlamento Vasco, con la comparecencia desde sus domicilios por vía telemática de los portavoces de los partidos, Urkullu ha asegurado que por instancia suya la consejera de Salud, Nekane Murga ofreció esta posibilidad de acoger a enfermos de otras regiones.

Urkullu ha señalado que la situación actual de la epidemia en el País Vasco lo permite ya que ha comenzado a controlarse la propagación del virus. Actualmente Euskadi tiene 7.313 positivos confirmados y suma ya 412 fallecidos por Covid-19. En total son 1.906 las personas hospitalizadas a consecuencia del coronavirus. Los expertos de la sanidad vasca apuntan a que ha comenzado a encauzarse hacia una fase de «meseta» la curva de infectados.

El lehendakari ha destacado que ha sido gracias a la «planificación» y el abordaje de los recursos que se ha podido evitar el colapso de la red asistencial y abrir la posibilidad de colaborar con otras Comunidades Autónomas que lo requieran. La planificación realizada por la Sanidad vasca planteó cuatro niveles de necesidad de recursos que permitía duplicar las UCI en caso de ser necesario. La situación más complicada se ha vivido en Alava, donde está activado el escenario tres de cuatro.

«Saldremos magullados»

Urkullu ha reiterado su disposicion a cooperar y colaborar pero no a que se «impongan» las decisiones procedentes del mando único. Ha afirmado que tanto el presidente del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, como algunos ministros le han agradecido haber actuado «con lealtad» pese a las diferencias que el Gobierno vasco ha trasladado en la toma de algunas medidas. Incluso hoy ha cuestionado la última decisión relativa a alterar la política activa de empleo y que se adopta, según ha señalado, en contra «de nuestro ámbito competencial» y de modo «unilateral».

El lehendakari ha advertido del impacto que tendrá la crisis sanitaria en la economía y ante lo que se deberán tomar medidas drásticas ya que «recuperar el pulso económico va a ser muy difícil»: «Saldremos magullados y doloridos, pero saldremos adelante».

Ha defendido la gestión hecha por su Gobierno para frenar la epidemia. Ha recordado que ha tomado decisiones relevantes antes de que las implantara el Gobierno español y que gracias a esa previsión y a la planificación se ha podido mitigar el desarrollo del coronavirus. Euskadi es la cuarta Comunidad Autónoma con más casos positivos, si bien el lehendakari ha señalado que los números absolutos no reflejan la realidad.

9.000 test por millón

Ha subrayado que la sanidad vasca es la que mayor porcentaje de test lleva a cabo por millón de habitantes, -9.000 test por millón-, «somos los que más test hacemos no sólo en el España sino incuso entre los paises de Europa». Ha avanzado la cifra de que el 4% de los trabajadores sanitarios están infectados y ello ha obligado a recurrir a estudiantes de enfermería y medicina como refuerzo.

Durante la sesión informativa que a instancia de EH Bildu se ha celebrado, la oposición ha criticado al Gobierno vasco por el modo en el que está desarrollando la gestión de la crisis. Las críticas se han centrado en la falta de previsión y de recursos para las labores asistenciales con la que están trabajando los servicios sanitarios.

La portavoz de EH Bildu, Maddalen Iriarte, le ha cuestionado que se priorice la economía a la salud y se resista a paralizar la economía. También le ha advertido de estar trasladando un mensaje de control de la pandemia de modo prematuro. Desde El PP, su portavoz Carmelo Barrio, ha acusado al Gobierno vasco de falta de prevision e incluso de actuar «con cierta soberbia» al rechazar la ayuda de servicios como los de la UME para afrontar las medidas de prevención. Desde Elkarrekin Podemos se ha acusado a Urkullu de ir por detrás de las medidas que adopta el Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Comentar ()