El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha rechazado este sábado mantener una conversación telefónica con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre la prórroga del estado de alarma con motivo del coronavirus alegando que la información que traslada el jefe del Ejecutivo es «escasa y poco creíble». Además, ha pedido su dimisión y ha acusado a miembros del Gobierno de ser «responsables» de los más de 11.000 muertos a causa del Covid-19. Pablo Casado (PP) e Inés Arrimadas (Ciudadanos) han respaldado la decisión del jefe del Gobierno.

En un comunicado difundido por Vox, recogido por Europa Press, Abascal expone diez motivos por los que ha declinado la llamada de Sánchez mediante un texto dirigido al Palacio de La Moncloa en el que anuncia, además, que su grupo parlamentario recurrirá al Tribunal Constitucional la «ilegalidad» de los términos del estado de alarma.

Por su parte, el líder del PP, Pablo Casado, ha expresado este sábado su apoyo al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, para prorrogar el estado de alarma hasta el 25 de abril, pero ha advertido de que la unidad y la lealtad en la crisis del coronavirus exige «eficacia y transparencia».

Casado ha señalado -en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter- que ha recibido la llamada del presidente del Gobierno para informarle de que solicitará al Congreso la prórroga del estado de alarma.

Le he vuelto a transmitir el apoyo del Partido Popular para las medidas de contención contra el coronavirus. La lealtad y la unidad exigen eficacia y transparencia», asegura Casado

«Le he vuelto a transmitir el apoyo del Partido Popular para las medidas de contención contra el coronavirus. La lealtad y la unidad exigen eficacia y transparencia», ha manifestado el jefe de la oposición.

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, apela a buscar de manera común medidas sanitarias y económicas para ser «más eficaces y fuertes» frente al coronavirus. De esta manera, Ciudadanos muestra su apoyo a la prórroga del estado de alarma.

Arrimadas ha enviado este sábado una carta a Sánchez, en la que le comunica su apuesta también por «un gran acuerdo nacional», una «versión siglo XXI de los Pactos de la Moncloa«, que impulse la reconstrucción del país.

En la misiva, expresa su apuesta por esta opción: contar con los partidos y con los agentes sociales para «ofrecer a los españoles un horizonte de garantías y esperanza ante los efectos devastadores de la COVID-19», informa Efe.

«Unos Pactos de Reconstrucción Nacional», los califica, que «se convertirían en la versión del siglo XXI de los Pactos de la Moncloa», suscritos en 1977 en un contexto económico y social delicado.