Política Crisis del coronavirus

Moncloa presiona a Casado para acelerar la cita con Sánchez y crear la mesa la próxima semana

Arrimadas ha mostrado su total disponibilidad al diálogo pero critica del presidente del Gobierno la falta de concreciones y el PNV colaborará en economía y empleo

Pedro Sánchez e Inés Arrimadas en una imagen de archivo EFE

Moncloa tiene prisa. Desea poder constituir la mesa por la Reconstrucción nacional la semana que viene y, para ello, quiere adelantar la reunión de Pedro Sánchez con Pablo Casado. Aún sin concretar, la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha informado que ambos gabinetes intentan cerrar una fecha. Pero Génova no cree que pueda ser posible en estos días, como es el deseo del Gobierno. En todo caso «ese diálogo será necesario sí o sí y será necesario, también, el concurso del PP. Tenemos la mano tendida a todas las fuerzas políticas y que se produzca en el menor plazo posible para convocar la mesa de reconstrucción», ha agregado la portavoz gubernamental.

«Sólo quedarán fuera de este acuerdo aquellos que se autoexcluyan», en referencia a Vox y la CUP. «Queremos poner en valor que se aparquen las diferencias ideológicas y decidamos estar todos a la altura de lo que los ciudadanos esperan de nosotros», subrayaba la ministra portavoz. Por eso dice confiar en que las formaciones que no se han autoexcluido «puedan reunirse con el presidente del Gobierno a la mayor brevedad posible y muestren su actitud constructiva. Estamos disponibles mañana, el sábado, el domingo…», aunque el PP quiere retrasarlo a la semana que viene, lo que desbarata los planes gubernamentales.

«El país ni muchas personas conservadoras próximas al PP no entenderían que el principal partido de la oposición se autoexcluyera», ha reiterado en bucle la también titular de Hacienda, pero sin aclarar qué está dispuesto a ofrecer el Gobierno para atraerse el apoyo de los populares.

En definitiva, la idea es que la mesa se reúna ya la próxima semana «para ponernos de inmediato a la tarea». Además, a través de la FEMP se negociaría con Comunidades y ayuntamientos «para la puesta en valor de todas estas políticas» y, en tercer lugar, se abordaría la «revitalización» del diálogo social.

Arrimadas ha expresado su disponibilidad a sumarse al pacto de reconstrucción que ella misma propuso

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha desgranado a los interlocutores primera ronda de contactos previos a la reedición de los Pactos de la Moncloa, su «propuesta de abordaje de un gran acuerdo» para alcanzar consensos básicos para el medio y largo plazo, según ha explicado Montero en rueda de prensa. Presupuestos Generales del Estado, economía, empleo, educación, turismo… serán algunas de las cuestiones a debatir. «Es de sentido común que las cuentas tengan en cuenta las prioridades en cada uno de esos temas», a juicio de la también ministra de Hacienda que dice querer presentar los PGE, «en tiempo y forma».

La propuesta de Sánchez pasa por una mesa de reconstrucción social y económica para el relanzamiento de los sectores productivos, de protección «a los colectivos más vulnerables» y reconstrucción del estado del bienestar. En definitiva, ha agregado, «un gran consenso se país». Sánchez se ha reunido telemáticamente por la mañana, entre otros, con la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, y con los portavoces de Podemos, PNV y de JxC, Pablo Echenique, Aitor Esteban y Laura Borrás, respectivamente.

Podemos, socio de gobierno, ha mostrado su total disponibilidad al diálogo igual JxC, Compromís y Más País. Sólo el BNG ha pedido más tiempo. También Arrimadas está dispuesta a sumarse a un pacto de que ha sido una de sus principales promotoras, pero ha sido muy crítica tras su conversación con el jefe del Ejecutivo al que reprocha no haberle hecho ninguna propuesta concreta. El PNV está dispuestoa a colaborar en materia de economía y empleo, pero en nada que los independentistas interpreten de ataque a sus competencias.

Sánchez les ha agradecido su disposición, «aparcando diferencias para buscar puntos de encuentro tras una situación ta grave como la que ha vivido nuestro país». El jefe del Ejecutivo ha apelado a la posibilidad de «tejer una gran alianza». Montero dice que «el pacto avanza». Este viernes se entrevistará con ERC, Bildu y el Mixto, compuesto entre otros, por CC y Teruel Existe para acabar con el PSOE.

Diálogo con la oposición

Interrogada sobre la incapacidad guberamental de haber llegado a cualquier acuerdo previo con la oposición, con la que, de hecho, cortocircuitó la comunicación, Montero ha defendido «que la gran parte de nuestra propuesta legislativa ha contado con el apoyo de casi todas las fuerzas polìticas», en alusión a la convalidación de los reales decretos, «algunos casi por unanimidad».

Por otro lado, y sobre el controvertido Ingreso Mínimo Vital, que ha enfrentado a los socios de Gobierno, la ministra portavoz lo ha circunscrito a una cuestión de plazos y tampoco ha podido, o querido, responder a cuánto ascenderá la cuantía de esa renta.

Más clara ha sido a la hora de salir en defensa de Amancio Ortega, el dueño de Inditex, una vez que se le ha preguntado respecto al incremento de patrimonio que ha experimentado en plena crisis del coronavirus. Se trata de una «empresa que está manteniendo los puestos de trabajo» y a la que ha puesto como ejemplo de «responsabilidad corportativa». Asimismo ha destacado la actuación de Ortega a la hora de movilizar aviones, dotar de mascarillas, batas y respiradores al personal sanitario. «Con eso lo digo todo», ha sentenciado.

Comentar ()