Política | Salud

Los españoles no se fían de la información que da el Gobierno sobre el coronavirus

Según la encuesta de la Universidad de Oxford y el Instituto Reuters, son aún más críticos que los norteamericanos con Trump

Una buena parte de los españoles no se fía de la información que da el Gobierno de Pedro Sánchez sobre el coronavirus, según una encuesta elaborada por la Universidad de Oxford y el Instituto Reuters. Estas dos instituciones han realizado un estudio en seis países y España es el que menos confía en la información «oficial», por detrás incluso de Estados Unidos con Donald Trump.

«¿Cómo de confiables son para usted las noticias e informaciones que da su Gobierno sobre el coronavirus?», preguntaron entre el 31 de marzo y el 1 de abril a un total de 8.500 personas de España, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Corea del Sur y Argentina. Se utiliza una escala del 1 al 10 en el que 1 significa que el encuestado no confía nada y 10 que confía al cien por cien. Las respuestas con puntuación de 6 a 10 se contabilizan todas como «confianza» y las de 1 a 4 como «desconfianza». El 5 se cuenta como ni confianza ni desconfianza.

Con esos datos en la mano, en España sólo el 46 por ciento de la gente se fía de la palabra del Gobierno, mientras que un 35 por ciento asegura que desconfía y otro 15 por ciento se sitúa en el medio. El dos por ciento restante de los 1.018 encuestados en España no respondió a esa pregunta.

Los datos contrastan enormemente con los del resto de países: Estados Unidos es el siguiente en la lista de «desconfiados» con un 33%, seguido de Reino Unido, Alemania y Corea del Sur con un 18% y Argentina con un 15%. En todos los países, salvo España y Estados Unidos, más del 50% de los encuestados aseguraron que se creen la información ofrecida por sus respectivos Gobiernos.

Las encuestas fueron realizadas por YouGov, una empresa internacional de investigación, usando un cuestionario online. «Las muestras de la gente se eligieron usando las cuotas representativas de edad, sexo y región en cada país», señalan en el estudio. En Reino Unido fueron preguntadas 2.216 personas; 1.373 en EEUU; 2.003 en Alemania; 1.018 en España; 1.009 en Corea del Sur; y 1.003 en Argentina. Cabe recordar que en el momento en el que se lanzó la encuesta cada país se encontraba en una fase diferente de la lucha contra la pandemia.

El estudio también reveló que la gente con menos educación prefiere informarse a través de redes sociales y aplicaciones de mensajes en vez de en medios de comunicación.

El CIS de Tezanos y el baile de cifras

Los resultados de esta encuesta se publican en un momento tremendamente delicado para el Ejecutivo de Pedro Sánchez, que afronta una crisis sanitaria sin precedentes, con cerca de 20.000 muertos y casi 200.000 contagiados en poco más de un mes. El Ministerio de Sanidad ha admitido hoy incluso el caos que existe en el recuento del número de fallecidos, un baile de cifras que hace que no concuerden los datos estatales con los de las Comunidades Autónomas. Aunque ya ni siquiera concuerdan con los datos ofrecidos ayer por el propio Ministerio.

«Al haber discrepancias tenemos que elegir una y cuando decidamos cuál de las dos fuentes vamos a utilizar habrá que ir corrigiendo las series histórica», ha señalado Fernando Simón, portavoz del Comité Técnico de Gestión del coronavirus.

Días antes, el CIS de José Félix Tezanos publicaba un nuevo barómetro en que el planteaba a los ciudadanos si hay que sustituir a los medios de comunicación por una única fuente oficial de información. La pregunta formulada era la siguiente: «¿Cree usted que en estos momentos habría que prohibir la difusión de ulos e informaciones engañosas y poco fundamentadas por las redes y los medioso de comunicación social, remitiendo toda la información sobre la pandemia a fuentes oficiales, o cree quehay que mantener la libertad total para la difusión de noticias e informaciones?»

Un 66,7%, es decir, casi dos tercios de la muestra, respondió que «habría que restringir y controlar las informaciones, estableciendo sólo una fuente oficial de información». El 30,8% opinó, por contra, que «no debe restringirse ni prohibirse ningún tipo de información».

Comentar ()