El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha tachado de «absurda» la propuesta del Gobierno para que los menores de 14 años puedan salir de casa a partir del próximo lunes. Torra ha dado la razón a la consellera de Salud, Alba Vergés, quien ha criticado el plan gubernamental basado en que los menores puedan salir para hacer lo mismo que los adultos, acudiendo a focos potenciales de contagio como los supermercados

«Ahora dicen que los niños pueden salir para ir a comprar» ha lamentado Vergés en su comparecencia diaria, donde ha conocido en directo la propuesta del Gobierno. «Nosotros decimos que salgan a caminar no a llenar más los establecimientos» ha apuntado la consellera, quien sin embargo se ha mostrado confiada en poder negociar con el ejecutivo las condiciones de esas salidas. La Generalitat es especialmente crítica también con el límite de edad fijado por el Gobierno, hasta los 14 años, excluyendo a los adolescentes.

«Niños y adolescentes son de especial protección, así trabajamos» en la Generalitat, ha apuntado, «no podemos separar a niños de adolescentes, por eso se considera franja de especial protección hasta los 18 años». Vergés ha reclamado, además, que se argumente la decisión del Gobierno. «Nosotros siempre motivamos y decidimos en base a nuestras competencias, y la protección de la infancia es competencia nuestra. Informamos, lo sumamos a datos epidemiológicos, solo podrán salir si se cumplen condiciones» ha apuntado Vergés. «Entendemos que el Gobierno hará lo mismo y por tanto tendremos capacidad de incidir para que los niños puedan salir de forma segura».

Los mossos no multarán

La polémica, sin embargo se ha iniciado antes, cuando el presidente del grupo parlamentario de ERC, Sergi Sabrià, ha asegurado en declaraciones a Ràdio4 que si los catalanes tenían dudas por la contradicción entre las medidas planteadas por el Gobierno y la Generalitat: «¿Si me pregunta a quién hacer caso? Lo que diga a la Generalitat».

Sabrià se ha referido así a la disyuntiva sobre la salida de los menores entre 14 y 18 años. «¿Si al estado español no le va bien la franja de salida de los niños, vendrán a detenerlos?» se ha preguntado irónicamente, dado que la seguridad ciudadana en Cataluña está en manos de la Generalitat y los Mossos d’Esquadra. Dirigiéndose a los padres, Sabrià ha ido más allá apuntando: «Que no sufran que no se encontrarán a ningún guardia civil, no pondrán multas a sus hijos».

Unas palabras que vuelven a situar en el ojo del huracán a los mossos. Desde la Conselleria de Interior, sin embargo, se han desmarcado de las afirmaciones de Sabrià y han asegurado que los Mossos d’Esquadra harán lo que diga «la autoridad competente». Aunque no dan por cerrado el debate y siguen defendiendo el plan propuesto el viernes por el conseller Miquel Buch.

Plan catalán

De hecho, el gobierno catalán aprobó el pasado viernes un plan propio de desconfinamiento de menores, que fijaba las condiciones para la salida en diferentes franjas horarias. La propuesta se remitía a los datos epidemiológicos de finales de esta semana para aprobar definitivamente las salidas, que debían ser de un máximo de una hora diaria, reducida a la unidad familiar, sin acceso a parques infantiles y por franjas horarias.

El Govern ha añadido hoy la posibilidad de que se fijen franjas horarias también para la salida de los mayores, de modo que no coincidan en el exterior con los menores y evitar contagios intergeneracionales.