Política

Puigdemont plantea ya una manifestación del 11S bajo las normas del confinamiento

Plaza de España de Barcelona durante La Diada.

Plaza de España de Barcelona durante La Diada. EFE

Carles Puigdemont ya piensa en el próximo 11 de septiembre, y no renuncia a movilizar de nuevo al independentismo coincidiendo con la Diada, pese a la crisis sanitaria y las duras normas de confinamiento que se viven en España, y que tanto el Gobierno como la Generalitat advierten de que no se superarán fácilmente. Puigdemont ha abogado, en una entrevista en RAC1, por idear una nueva coreografía en la Diada «que dé la vuelta al mundo».

«Si se tiene que organizar una manifestación la distancia social se tendrá que prever» ha argumentado el ex presidente fugado en Bruselas. Aún así, Puigdemont ha señalado que las celebraciones de la Diada impulsadas por las entidades independentistas «si se han caracterizado por algo es por las coreografías. Hacerlo con las normas del confinamiento puede dar la vuelta al mundo».

Mientras Quim Torra y su gobierno insisten en la necesidad de prolongar el confinamiento, Puigdemont idea ya la manera de volver a poner el proceso independentista en el centro del debate catalán. De nada sirve que el virólogo de cabecera del Govern, Oriol Mitjà, advierta que no habrá conciertos masivos hasta dentro de dos años si no se acepta el pasaporte inmunológico. Puigdemont piensa ya en la manifestación de la Diada.

Una demostración de fuerza que debería servir para recuperar el pulso tras el frustrante fracaso de las negociaciones con el Gobierno, y la mucho más minoritaria, aunque violenta, respuesta de las bases independentistas a la sentencia del Tribunal Supremo contra los líderes del 1-O.

Puigdemont ha aprovechado su intervención, además, para destacar que la crisis sanitaria le ha dado la razón en su reivindicación de un ejercicio telemático de la política, por el que apeló para ser investido president desde Bruselas. «Esta crisis nos ha hecho entrar de golpe en un mundo que la tecnología ya permitía hace 20 años» asegura el ex presidente fugado.

«Hace dos años que me organizo la vida así y al principio fue ridiculizado. Lo decían personas que ahora gobiernan la peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial por Skype«.

Comentar ()