Política

Torra recrimina a ERC la votación del Congreso con Ciudadanos

Quim Torra, durante la entrevista en Catalunya Radio Jordi Bedmar

«Cree que la gente entenderá la votación en el Congreso de Cs y ERC» se ha preguntado hoy el presidente de la Generalitat, Quim Torra, al ser cuestionado por las desavenencias en el seno del gobierno catalán y la posibilidad de agotar la legislatura. Torra y Pere Aragonés firmaron ayer un armisticio entre JxCat y ERC para dejar de mostrar en público las desavenencias entre los dos socios de gobierno. Una tregua escenificada con la presentación de la estrategia «Cataluña 2022».

Pero hoy el presidente catalán ha vuelto a exhibir esas desavenencias al ser preguntado por la divergencia de intereses y, sobre todo, la reclamación de elecciones que Esquerra no deja de esgrimir desde hace semanas. Torra ha contratacado hoy de nuevo con el apoyo de los republicanos al Gobierno de Pedro Sánchez.

«Hace unas semanas votamos los tres que no, y yo lo agradecí, esa es la vía» ha asegurado Torra en referencia al voto en contra de las prórrogas del estado de alarma que ha unido a JxCat, ERC y la CUP en el Congreso en las dos últimas votaciones. «Hoy no pasará y esta no es la vía», ha concluido lamentando la división de los partidos independentistas.

En una entrevista en Catalunya Ràdio Torra ha asegurado además que «nunca he buscado la brega política», convencido de que «la gente no entenderá al que busca confrontación política» en la actuación de crisis social y económica. «Hemos intentado esquivar los conflictos y apostar por soluciones constructivas».

Elecciones anticipadas

Torra ha dejado claro, además, que no piensa compartir la decisión sobre la convocatoria de elecciones. Pese a reconocer que la legislatura está agotada por la divergencia estratégica entre ambos socios, ha advertido que «yo soy el presidente, tengo mis responsabilidades y las asumo» dejando claro que no compartirá la decisión con sus socios de ERC.

«Mi responsabilidad ahora es encarrilar la salida de la crisis y velar por el prestigio y la dignidad de la presidencia de la Generalitat» ha añadido, apuntando también a la amenaza que supone la ratificación pendiente en el Tribunal Supremo de la condena por desobediencia que le impuso el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Torra ha apuntado a que confía en que la decisión del alto tribunal se posponga por lo menos hasta finales de año y ha concluido «sé muy bien lo que tengo que hacer. Lo que quiero es que la gente no se desconcentre, no se despite».

Recursos contra la crisis

En este contexto, el presidente catalán ha vuelto a reclamar al gobierno recursos económicos para hacer frente a la crisis económica y social derivada del coronavirus. Y ha concretado su reclamación en tres vías: recursos europeos, superávit de los ayuntamientos y «deudas pendientes» con la Generalitat. Sin embargo, ha reconocido que no ha obtenido concreciones por parte del Gobierno. «No hay manera de concretar nada con Pedro Sánchez» se ha lamentado.

En el primer punto, Torra ha dejado claro que «necesitamos que el Estado se adhiera al Mede -el programa de rescate financiero de la Unión Europea-» y que «no nos importa si es un rescate y qué condiciones pone la UE» para acceder a esas ayudas. El Govern cifra ya en 5.000 millones de euros el sobrecoste sanitario de la crisis del Covid-19, a los que Torra ha sumado hoy 2.000 millones en pérdidas del sector cultural, 9.500 millones en el comercio y otros 15.000 en el turismo, según los cálculos de la Generalitat.

Con esas cifras, ha vuelto a reclamar que el Gobierno que relaje el techo de déficit de las comunidades autónomas, reclamando una capacidad de endeudamiento del 1% para la Generalitat. Torra ha insistido además en que desbloquee el acceso de las administraciones locales a los remanentes de gasto de ejercicios anteriores. «Hay 2.700 millones de euros en los bancos que no pueden usar los ayuntamientos, necesitamos desbloquear este dinero ya».

Comentar ()