El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha contestado en la rueda de prensa de este domingo en La Moncloa a las preguntas sobre qué es lo cambiaría si pudiera y sobre la decisión más dura en la gestión de la crisis del coronavirus.

Sánchez ha reconocido que España debería haberse aprovisionado «mucho antes» de Equipos de Protección Individual (EPI) o de respiradores para las Unidades de Cuidados Intensivo (UCI).

Asimismo, el presidente del Ejecutivo ha destacado que deberían «haber reorientado antes» la fabricación de material sanitario para lograr un autoabastecimiento.

«Son cosas que ahora resultan más evidentes», ha señalado Sánchez este domingo durante su comparecencia en la rueda de prensa posterior a la reunión con los presidentes autonómicos al ser preguntado sobre qué cosas hubiera hecho diferente y cuál ha sido la decisión más difícil que ha tenido que tomar.

En este sentido, ha incidido en que una de las «lecciones» que hay que sacar de esta situación es que la pandemia del coronavirus «tiene que dejar huella de preparación». «Tiene que dejar una huella de preparación, de prevención, que antes no teníamos», ha precisado.

La decisión más difícil, ha señalado rotundamente, fue el decreto de estado de alarma que privaba de libertades a los ciudadanos al quedar confinados en los domicilios.