Política

El delegado del Gobierno se reunió con Pérez de los Cobos tras su cese

José Manuel Franco trasladó al coronel durante el encuentro que no estaba de acuerdo con su destitución, según fuentes próximas al ex jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, sale de los Juzgados tras declarar este miércoles. EFE

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha revelado este lunes que se reunió con el coronel Diego Pérez de los Cobos después de que fuera cesado como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid por no informar al Gobierno de las diligencias judiciales sobre la manifestación del 8-M.

En una entrevista en el programa ‘Más de Uno’ de Onda Cero, Franco ha explicado que llegó a estar preocupado por su imputación en la causa del 8-M pese a que los penalistas le decían que el proceso no tenía recorrido. La jueza que ha investigado el proceso, Carmen Rodríguez-Medel, no ve indicios de que la actuación de Franco fuera delictiva, pero sí cuestionable por la pasividad que mostró a pesar de sus competencias.

En este sentido, el delegado del Gobierno en Madrid ha subrayado que no tiene la sensación de que la juez tuviera motivación alguna durante la declaración. De hecho, a Franco no le sorprendió ninguna de las preguntas de Rodríguez-Medel. «Todo se desarrollo desde la máxima cordialidad y educación y salí satisfecho del interrogatorio», ha dicho.

Franco también ha desvelado que mantuvo una reunión con el coronel para despedirse de él tras su destitución y que en ella hablaron del respeto a la Guardia Civil. Fuentes próximas al coronel detallan a El Independiente que en dicho encuentro Franco le trasladó a Pérez de los Cobos que no estaba de acuerdo con su destitución.

Informe «chapucero»

En otra entrevista para la Cadena Ser, Franco ha calificado de «chapucero» el informe de la Guardia Civil aportado a la causa porque contenía «manipulaciones, medias verdades e interpretaciones sesgadas».

Franco ha manifestado que tiene un gran respeto por la Guardia Civil, una institución que ha aportado tanto a España, pero ha incidido en que ese informe sobre el 8-M le ha «decepcionado un poco» al ser «impropio» de lo que es este cuerpo de seguridad.

Franco asegura que el informe de la Guardia Civil contenía «manipulaciones y medias verdades»

«La verdad que se me han caído los palos del sombrajo», ha expresado el delegado del Gobierno en Madrid para agregar que ese documento remitido al Juzgado contenía «manipulaciones y medias verdades». De hecho, ha recalcado que un par de personas que fueron interrogadas le comentaron que no dijeron lo que reflejó luego dicho informe.

Sobre la celebración de la marcha multitudinaria, Franco ha asegurado que en esos momentos no disponía de ningún dato que le llevase a prohibir el ejercicio de un derecho fundamental. «Nadie estaba preparado para esto, ni el Gobierno de España ni los autonómicos», ha añadido.

A su vez, ha relatado que ese mismo día se celebraron eventos deportivos y feriales que congregaron miles de personas, incluso en espacios cerrados que se supone que favorece más la propagación, algo que enumeró en su declaración ante la juez.

El delegado del Gobierno, tras todo lo ocurrido, ha afirmado que «no quiere pensar en conspiraciones» en la denuncia contra él por el 8M. Sin embargo y tras ser preguntado sobre que el abogado de una de las acusaciones populares de la causa es también un cargo del PP de Cantabria, Franco ha apuntado que esta circunstancia revela, a su juicio, que «algo de política tenía esto».

Comentar ()