Política

Moncloa, dispuesta a "readaptar" el pacto con Podemos: "Hay que tener los pies en el suelo"

El acuerdo programático con Unidas Podemos, es "una hoja de ruta" pero, ha objetado la portavoz gubernamental, "debe tener capacidad de adaptación al entorno concreto, los pies en el suelo"

logo
Moncloa, dispuesta a "readaptar" el pacto con Podemos: "Hay que tener los pies en el suelo"

La ministra portavoz, María Jesús Montero. EFE

Resumen:

El Gobierno parece dispuesto a modificar algunos aspectos de su acuerdo programático con Unidas Podemos para afrontar la crisis post-coronavirus. A cuenta de las exigencias de los empresarios para que no se aborde la contrarreforma laboral ni se suban los impuestos, la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha destacado que el acuerdo programático con Unidas Podemos, es «una hoja de ruta» pero, ha objetado, «debe tener capacidad de adaptación al entorno concreto».

«Debemos ‘repriorizar’ sobre lo priorizado», ha agregado. El dinero público «debe contribuir a preservar los servicios públicos de calidad y a reactivar el tejido productivo». En definitiva, se ha abierto a correcciones del acuerdo al subrayar que «esto es obligado hacerlo. No debemos hacer como si la pandemia no hubiera ocurrido. Hay muchas lecciones que nos tienen que reorientar también por parte de la comisión de reconstrucción y tener los pies en el suelo».

Ha matizado que el acuerdo programático «no se va a modificar, sino readaptar a las necesidades del momento», esto es, a las que mejor encajen con la reconstrucción del país, pero que, en todo caso, el pacto de legislatura con Unidas Podemos «impregna las actuaciones» del Ejecutivo.

Además, el Ejecutivo mantiene su llamamiento a una negociación presupuestaria que no se prevé nada fácil, entre otras cosas por los «vetos cruzados» que puede haber entre distintas fuerzas políticas a la hora de sentarse a negociar. Montero ha defendido hoy en rueda de prensa que «nunca ha habido un momento más adecuado para que nos pongamos de acuerdo después de una pandemia de esta dimensión. Ahora o nunca. Tenemos que explorar todas las opciones posibles para que todos se sientan llamados e invitados».

Aunque es prioritaria la mayoría que hizo posible la investidura, -«con los que tenemos un acuerdo estable, firmado»- el «momento obliga a abrir esa negociación al conjunto de las formaciones políticas». Por ello, Moncloa quiere abrir la negociación de los primeros Prespuestos de Pedro Sánchez a Ciudadanos, lo que genera unas enormes reticencias en los independentistas de ERC. «No es el momento de los matices ni de los vetos cruzados. Lo fundamental es saber qué queremos hacer para los próximos años, cuáles son las propuestas, más que el quién las propone. La unidad es una clave de victoria», ha manifestado Montero.

Su idea es presentarlos a la Cámara en el mes de octubre, lo que exige un intenso trabajo preparatorio precedido de la aprobación de la senda de estabilidad, que dependerá del diálogo con la Unión Europea. «Nuestra ilusión y expectativas son muchas -ha confesado- porque las conclusiones de la mesa de reconstrucción se tienen que ahormar en unos números».

Se mantiene el compromiso de reunir la mesa con la Generalitat en julio pero sin concretar día ni lugar

Interrogada Montoro respecto a la mesa bilateral con la Generalitat y el compromiso de reunirla en julio, ha recordado el compromiso de Sánchez al respecto, aunque «queda por concretar fecha, hora y sitio» e insistido en que «sólo puede haber una solución dialogada. Debe retomarse una vez que ha pasado la parte tan dolorosa que hemos vivido». Ha justificado que el Gobierno ha estado en los últimos meses centrado en controlar la pandemia y que el tejido productivo y social se resintieran lo menos posible. Ha señalado en este sentido que todos los ministros han estado en contacto con los miembros de Govern para negociar, por ejemplo, el reparto de 16.000 millones, por lo que esas vías están abiertas.

Tras defender por otro lado, el sometimiento a las decisiones de los letrados de la Cámara, que han vuelto a negar la conformación de una comisión de investigación sobre Juan Carlos I, no ha entrado en la petición de Bildu de comparecencia del ex presidente del Gobierno Felipe González tras la revelación de los papeles de la CIA que le vinculan a la guerra sucia contra ETA.

Montero ha destacado la importancia de este semana por, entre otras cosas, la culminación del estado de alarma el próximo domingo, cuando dejará de haber restricciones de movimiento en todo el territorio nacional. La portavoz gubernamental ha apelado a la «responsabilidad y a la prudencia». Ese mismo día se abrirán las fronteras Schengen. Precisamente, este jueves el Gobierno presentará un plan de impulso al turismo, «uno de los los motores más importante de nuestra economía».

Montero insiste en pedir al PP «patriotismo» en Europa

Moncloa está esperanzada en que «se imprima dinamismo a uno de los sectores más castigados» por la crisis del Covid-19. Además, este viernes del Consejo Europeo debatirá, de nuevo, sobre el fondo de recuperación. En este punto, tal y como hizo Pedro Sánchez el pasado domingo, ha reclamado un «ejercicio de responsabilidad y de patriotismo a las fuerzas políticas para que animen al conjunto de sus homólogos» en Europa, en alusión a las críticas que el PP ha vertido en Bruselas contra el gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos.

Además, el Consejo de Ministros, ha aprobado la disponibilidad de 16.000 millones de euros a las Comunidades destinados, fundamentalmente a Sanidad y Educación. Se trata, según ha destacado la también ministra de Hacienda, de la mayor trasferencia de recursos a las autonomías, además de ser un fondo no reembolsable, que no genera deuda ni genera intereses.

9.000 millones irán a sanidad, 2.000 a educación y 5.000 compensarán la caída de recaudación de impuestos propios y de viajeros en el transporte público. 6.000 millones se pagarán en julio en función de criterios como pacientes en la UCI, hospitalizaciones y número total de pruebas PCR a 30 de abril. Otros 3.000 se liberarán en noviembre. El objetivo es que las comunidades con más impacto del Covid-19 reciban un mayor volumen de recursos, partida que se regula con el criterio de población para los casos de rebrote.

500.000 ordenadores para los alumnos más vulnerables

Por su parte, la ministra de Educación, Isabel Celaá, también presente en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha presentado las líneas generales del plan «Educa en Digital» para la digitalización educativa destinado a «dotar de dispositivos y conectividad a los centros de titularidad pública». Se pondrá a disposición de los alumnos más vulnerables hasta 500.000 dispositivos electrónicos con conexión a internet que comenzarán a distribuirse a lo largo del primer trimestre del curso 20-21.

Comentar ()