Política

Casado, ofendido porque Sánchez fuese a Galicia "sólo para insultarme"

logo
Casado, ofendido porque Sánchez fuese a Galicia "sólo para insultarme"

El líder del PP, Pablo Casado, en la visita a una explotación láctea en Lugo. DAVID MUDARRA

Resumen:

El tímido acercamiento de posturas entre PP y PSOE a nivel nacional no parece ser suficiente para curar las heridas abiertas entre el presidente del Gobierno y el jefe de la oposición. Este lunes, con la campaña para las autonómicas vascas y gallegas a toda marcha, Casado ha vuelto a criticar a Sánchez por la ausencia de propuestas del líder socialista a los «problemas de los gallegos» y a encumbrar la labor del candidato gallego, Alberto Núñez Feijóo, que lo que «defiende en campaña lo lleva diciendo durante tres legislaturas».

En el marco de una visita del presidente del PP a una explotación láctea en Cospeito (Lugo) junto a la presidenta provincial, Elena Candia y el secretario general del PP gallego, Miguel Tellado, Casado ha dicho sentirse «ofendido» porque Sánchez estuviera en Galicia «haciendo campaña» y, sin embargo, «no hablase de nada de Galicia», de los «problemas de los gallegos» o de soluciones para salvar la factoría de Alcoa. En lugar de eso, se ha preguntado Casado si Sánchez ha ido a Galicia sólo para «insultarme a mi o a Feijóo».

«¿Para qué viene a Galicia?», se preguntaba esta mañana en una intervención sin preguntas de los periodistas. «¿Para insultarme a mí o a Feijóo? Viene enfadado, crispado, viene sólo para decir que no se le ayuda», señalaba Casado, a tenor del argumento que prima estos días en las filas conservadoras sobre la mano tendida a Pedro Sánchez y la negativa del Gobierno a recogerla.

Casado ha recordado que el PP mantuvo varias reuniones con el comité de empresa de Alcoa y ha defendido que Feijóo «más no ha podido hacer» en este asunto, pero que «ahora le toca el turno a Sánchez», al tiempo que le instaba ir a Galicia a «proponer soluciones».

Este mismo lunes, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, denunciaba que el presidente del Gobierno lleva dos meses sin llamar a Pablo Casado, un hecho que ha calificado de «anormalidad política», al tiempo que ha reiterado que su formación sigue manteniendo la «mano tendida» para lograr acuerdos.

«Todos saben lo poco que le gusta a Pedro Sánchez hablar con el líder de la oposición. Prácticamente lleva dos meses sin llamar a Pablo Casado», censuraba Montesinos, quien instaba además al presidente a no confundir «crispación con responsabilidad».

Comentar ()