Política

La Generalitat acusa a Sánchez de posponer la mesa con "excusas" como el 12-J o las catalanas

Colau secunda retomar el diálogo, pero advierte que no habrá avances con Torra porque "ignora a los catalanes no independentistas"

logo
La Generalitat acusa a Sánchez de posponer la mesa con "excusas" como el 12-J o las catalanas

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés. EFE

Resumen:

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha avisado este martes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que es «imprescindible» que la mesa de diálogo se celebre en julio, y ha asegurado que es necesario cumplir este acuerdo antes de empezar a negociar los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Y la portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha dejado claro que quien «se excusa» en las elecciones vascas y gallegas para no convocar la cita es el Gobierno. ERC y JxCat han exhibido hoy una insólita unidad para señalar como único culpable de la falta de diálogo a Pedro Sánchez.

«Lo que pone en cuestión su celebración no es el Govern» ha advertido la portavoz, quien ha reclamado al Gobierno que «decida si realmente la quieren recuperar». En opinión de Budó, «las declaraciones que están haciendo, primero se excusándose en las elecciones vascas y gallegas, y ahora en unas elecciones catalanas que ni siquiera están convocadas» demuestra que las dudas están en Moncloa, no en el Palau de la Generalitat.

«Ha de ser el Gobierno quien diga si quieren reemprender el diálogo» responde la portavoz de la Generalitat

«Ha de ser el Gobierno quien diga si quieren reemprender el diálogo» ha concluido Budó en una intervención que es una advertencia para Pedro Sánchez, pero también para sus socios de Esquerra, que han fiado su estrategia política a un papel de socios preferentes del Gobierno cada vez más desdibujado.

Por eso Aragonés ha redoblado hoy la presión sobre el Gobierno español que en las últimas semanas ha escenificado en varias intervenciones públicas. Una presión a la que este fin de semana se ha sumado Junqueras con una entrevista en prensa y un artículo publicado a cuatro manos junto a Aragonés.

En pleno lanzamiento de la precampaña republicana, ERC presentó este sábado su «programa de reconstrucción» tras la crisis del Covid-19 y hoy Aragonés ha insistido en exigir la celebración de un nuevo encuentro de la mesa entre Gobierno y Generalitat que da sentido a la apuesta de los republicanos por el diálogo. Aragonés quiere representar el «independentismo útil» y en ese contexto necesita escenificar su papel de aliado del Gobierno. Un papel muy desdibujado después de que Cs se haya convertido en socio prioritario del Gobierno durante la aprobación de las sucesivas prórrogas del estado de alarma.

Colau cuestiona el liderazgo de Torra

La alcaldesa de Barcelona y líder de los comunes, Ada Colau, ha defendido también la necesidad de convocar ya la mesa de negociación. Pero también ha dejado claro que no confía en que esta mesa avance bajo la batuta de Quim Torra. Para Colau, el presidente de la Generalitat no podrá liderar el diálogo ni la cohesión en Cataluña porque «ignora a todos los catalanes no independentistas».

Aragonés, por su parte, ha insistido en que «el coronavirus no elimina el conflicto político. Es un proceso de negociación política. No es una reunión o una foto, sino un compromiso sincero de abordar democráticamente el conflicto político», ha asegurado en una entrevista de TVE recogida por Europa Press.

Cuando se te propone un segundo acuerdo, es bueno que el primero se vaya cumpliendo», ha criticado el vicepresidente del Govern

«Basta ya de excusas. La mesa se debe reunir cuanto antes mejor», ha aseverado Aragonès, y ha indicado que quien no quiere negociar nunca encontrará un momento oportuno.

Preguntado sobre si él ve la mesa de diálogo como una cuestión diferente a la negociación de los PGE, ha afirmado que se trata de dos cuestiones diferentes, pero ha advertido: «Es evidente que cuando llegas a un acuerdo y hay quien te propone un segundo acuerdo, es bueno que el primero se vaya cumpliendo. Es una cuestión de fiabilidad».

Sobre la implicación del ministro de Sanidad, Salvador Illa, en esta mesa de diálogo, ha sostenido que mucha gente debe jugar un papel en ella y comprometerse: «Hemos visto al PSC muchas veces desparecido, en esta cuestión y muchas otras. Si Illa se quiere comprometer y formar parte de la mesa de negociación, mucho mejor. Cuanto más intenso el compromiso, mucho mejor».

Elecciones en Cataluña, sin fecha

Preguntado por unas futuras elecciones en Cataluña, anunciadas por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, pero aún sin fecha, y sobre si no sería mejor abordar esta mesa tras los comicios, Aragonès ha señalado que las encuestas indican que volverá a darse una mayoría independentista en el Parlament y que continuarán defendiendo lo mismo.

«La solución más democrática es un referéndum, sin represión, y la amnistía para los presos políticos y exiliados», ha asegurado, por lo que el también coordinador general de ERC ha vuelto a urgir a la reunión de la mesa de diálogo.

Respecto a si en septiembre el Tribunal Supremo confirma la inhabilitación de Torra y preguntado sobre si inmediatamente después habrá elecciones o se propondrá un candidato alternativo, Aragonès ha subrayado que la potestad para convocar elecciones es de Torra, pero ha insistido en que confía que se puedan acordar «plazos y horizontes».

«Que se acuerde conjuntamente con los partidos del Govern y luego con el máximo número de partidos posibles los pasos a seguir», ha aseverado, y ha insistido en que lo positivo sería llegar a un acuerdo, como mínimo, entre los partidos del Govern.

Suplicatorio a Laura Borràs

En la entrevista también se ha abordado la no participación de ERC en la votación sobre el suplicatorio solicitado por el Tribunal Supremo para juzgar a la portavoz de JxCat, Laura Borràs, por presuntos delitos de prevaricación, fraude a la Administración, malversación de caudales públicos y falsedad documental en su etapa al frente de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC) entre 2013 y 2017.

«Hicimos lo mismo que la CUP y Bildu. Estamos absolutamente comprometidos contra la corrupción, pero sabemos que una persona comprometida con la independencia de Cataluña no va a encontrar en el Supremo un tribunal imparcial», ha afirmado.

Ha defendido así la no participación de ERC en esta votación, también porque sabía que su aprobación estaba asegurada con los votos de PSOE, PP, Vox, Ciudadanos y Unidas Podemos, ha dicho.

Comentar ()