Política

Celaá culpa a las CCAA del retraso en la elaboración del plan escolar

El acuerdo aprobado por "unanimidad" de todas las comunidades autónomas establece que los colegios no cerrarán hasta que no se registre una transmisión descontrolada del virus

La ministra de Educación, Isabel Celaà, durante la rueda de prensa sobre el inicio de curso.

La ministra de Educación, Isabel Celaà, durante la rueda de prensa sobre el inicio de curso. EFE

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha respondido veladamente este jueves a las críticas recibidas por el evidente retraso en la definición de un protocolo único para la vuelta al cole asegurando que el Ejecutivo «ha venido trabajando mucho» para lograr lo que ha definido como un «gran acuerdo» entre los Ministerios de Educación y Sanidad y las comunidades autónomas, y ha recordado que ya el pasado 22 de junio, un día después del fin del estado de alarma, se envió una «guía» de recomendaciones en este sentido que «respaldaron» algunas comunidades autónomas, sobre las que ha cargado la responsabilidad en la definición de los protocolos particulares.

«No hemos partido de cero», defendía Celaá para poner en valor el trabajo de «muchos meses» del Ejecutivo, con el objeto de «garantizar los derechos de los menores en un entorno seguro». La titular de Educación ha subrayado además que el Gobierno ha conseguido llevar a cabo una tarea de «coordinación» y «cogobernanza» sin precedentes en España y que, gracias a ello, el documento de 29 medidas y cinco recomendaciones planteado por el Ejecutivo se ha aprobado, aunque con modificaciones, por «unanimidad» por todas las comunidades autónomas salvo País Vasco, que se ha abstenido en la votación.

Algunas comunidades autónomas como Madrid han lamentado al término de la reunión que, aunque ha habido muchos puntos de acuerdo, sólo se ha cerrado un «pacto de mínimos» y no se han abordado cuestiones como la contratación del profesorado o la realización de PCR a toda la comunidad educativa, como ha denunciado en declaraciones a la prensa el consejero madrileño de Educación, Enrique Ossorio.

Entre las medidas comunes acordadas con los líderes regionales destaca la apuesta por la presencialidad «en todos los niveles», y «al menos» a partir de 2º de ESO; la obligatoriedad de la mascarilla a partir de los 6 años; el lavado de manos «meticuloso» un mínimo de cinco veces al día; la ventilación, desinfección y limpieza constantes; la definición de los denominado grupos ‘burbuja’ al menos hasta segundo de primaria; y la existencia de una distancia mínima de seguridad de al menos 1,5 metros entre alumnos o entre los diferentes grupos de conviviencia. El Ejecutivo ha garantizado además que todos los centros educativos «estarán abiertos durante todo el curso», siempre y cuando la situación epidemiológica lo permita.

Tal y como se recogía en el borrador remitido por el Gobierno a los consejeros regionales, los colegios sólo cerrarán en caso de que se produzca una situación de «excepcionalidad» y una transmisión del virus descontrolada entre el alumnado, o lo que es lo mismo: que haya positivos en un centro educativo no será motivo suficiente para proceder a su clausura.

La mascarilla será obligatoria para todos los alumnos a partir de 6 años

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado en este punto que, en caso de registrarse un positivo en una clase, se procederá a decretar cuarentena para el resto de compañeros del aula en caso de que se encuentre en un grupo ‘burbuja’. Por contra, si el contagio no se produce dentro de un grupo estable de convivencia, sólo se tomarán medidas con «los contactos estrechos» del alumno infectado.

Aunque ha instado a definir grupos lo más reducidos posible, el Gobierno ha evitado definir la ratio de alumnos por clase, una competencia que pasará directamente a ser definida por las comunidades autónomas.

La ministra de Educación, Isabel Celáa; el ministro de Sanidad, Salvador Illa; y la titular de Política Territorial, Carolina Darias, han explicado la hoja de ruta definitiva para la vuelta al cole tras reunirse con los consejeros del ramo de todas las comunidades autónomas. El documento ha salido adelante con el consenso de todas las autonomías.

Comentar ()