España | Política

Bronca en el Congreso entre Vox y el independentismo: "Según ustedes, con Franco vivíamos mejor"

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros. EFE

Con la actividad en el Congreso de los Diputados completamente restaurada tras el parón estival, han regresado también los habitules episodios de tensión entre fuerzas parlamentarias de distinto signo. En la sesión de este martes, la bronca política ha tenido como protagonistas a Vox y a fuerzas nacionalistas como la CUP, Bildu o el PNV, a raíz del intento de los de Santiago Abascal de que el Pleno apruebe una reforma vigente de la Ley de Partidos Políticos paa ilegalizar a todas las formaciones independentistas, esto es, además de las citadas, a ERC, JxCat y los nacionalistas gallegos del BNG.

«El nacionalismo es incompatible con la democracia.», ha sostenido el portavoz de la formación conservadora, Iván Espinosa de los Monteros, que ha defendido la proposición de ley que registró su formación el pasado mes de enero y ha tildado de «histórico» el hecho de que haya llegado a la Cámara Baja. Durante su intervención , el dirigente de Vox se ha dirigido especialmente a PP y a Ciudadanos para que secunden una iniciativa que tiene como objetivo evitar, según su argumentario, la «destrucción de España».

Aunque la iniciativa de Abascal nace muerta -no cuenta con la mayoría suficiente para que quede admitida a trámite su reforma-, la proposición de ley no ha dejado indiferente prácticamente a ninguno de los presentes en la Cámara. De hecho, la reforma legislativa para poner «límites» a las «doctrinas» de formaciones que «ponen en peligro la unidad y la convivencia» ha derivado en bronca en el Congreso, con las sucesivas réplicas de los representantes de las formaciones políticas a las que Vox ha puesto en el foco.

Una de las intervenciones más contundentes ha sido la del portavoz del PNV, Aitor Esteban, quien ha replicado el discurso de Vox poniendo en evidencia sus «ataques» a la democracia e, incluso, al «orden constitucional». «¡Qué carajo van a defender ustedes el sistema constitucional! La semana pasada calificaron a este Gobierno como el peor en 80 años. Según ustedes, con Franco vivíamos mejor», ha pronunciado.

«Dice el señor Espinosa de los Monteros que todo nacionalismo es incompatible con la democracia. Sí, claro. Todo nacionalismo menos el suyo», continuaba Esteban que ha contraatacado afirmando que Vox es un «peligro para la democracia», porque lo que pretenden es «eliminar la libertad de pensamiento», al tiempo que ha recordado que «ni el señor bajito de Ferrol pudo acallar la voz de los nacionalistas vascos».

También la diputada de la CUP, Mireia Vehí, o la representante de Bildu, Mertxe Aizpurua, han criticado duramente la intentona de Vox. En concreto, la dirigente abertzale ha leído en la tribuna la actual redacción de la Ley de Partidos Políticos, evidenciando que «se considerará razón para la ilegalización la persecución de personas por razón de su ideología, religión, raza, sexo u orientación sexual». Se han descrito a ustedes mismos. Palabra por palabra», afirmaba.

Otro de los momentos más destacados de la jornada han venido marcados por la intervención del diputado de Más País, Íñigo Errejón, que ha ironizado proponiendo a Vox un cambio de la Ley Electoral para que la única circunscripcción en las elecciones sea la de «madrileño pijo del barrio de Salamanca». Discurso incendiario también el del portavoz de ERC, Gabriel Rufián, que ha situado a Vox en «quinto de cuñadismo» por su propuesta de ilegalizar a formaciones como la suya, al tiempo que lanzaba una advertencia «a la izquierda de España»: lo que hoy «es una chapuza, mañana puede ser un real decreto. Si callamos, esta gente gobernará», reiteraba.

El PP no apoyará la propuesta de Vox

El PP se ha desmarcado de la iniciativa de ilegalizar partidos independentistas de Vox y se sitúa en la casilla de la abstención al considerar, según ha defendido el diputado José Antonio Bermúdez de Castro desde la tribuna, que la propuesta es contraria a la Constitución, desde la que se pide «reconocer» el pluralismo de ideas.

La distancia entre Casado y Abascal es cada vez más evidente, habida cuenta del giro hacia la moderación que ha dado el principal partido de la oposición, que tampoco arrimará el hombro en la votación de la moción de censura de Vox y se debate entre el ‘no’ y la ‘abstención’.

El argumento esgrimido por Bermúdez de Castro ha sido el mismo utilizado por Ciudadanos que, en palabras del diputado Guillermo Díaz, ha recordado que el camino para combatir el independentismo no es el de «prohibir ideas» como pretende Vox, sino el de la unión del constitucionalismo en aquellos territorios donde «está en peligro».

Comentar ()