El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha respaldado la decisión de que el Rey Felipe VI no acuda a la entrega de despachos a los nuevos jueces en la Escuela Judicial de Barcelona prevista para este viernes, apuntando a la «obligación» que tiene el Gobierno de proteger la monarquía, aunque ha rehusado aclarar quién la tomó.

«La decisión se ha tomado analizando todas las variables», ha dicho Campo en una entrevista concedida este jueves a la cadena SER, sin precisar si fue obra del Gobierno. «Quien tenía que tomar la decisión de que el rey no acuda a la entrega de despachos, pero hay que normalizar las cosas», ha agregado.

Interrogado sobre las razones, el ministro ha aludido a «la ponderación de bienes», indicando que «hay que sacrificar algo en pro de algo más seguro». «Creo que en la mente de todos están toda una serie de circunstancias y variables que podrían cuestionar todas y, por tanto, creo que la mayor obligación que tiene el Gobierno es proteger las instituciones y, sin duda, la monarquía lo es», ha señalado.

Además, ha llamado a no «sobredimensionar cuestiones», argumentando que, aunque «es importante que el Rey entregue los despachos a los nuevos jueces», el compromiso de Felipe VI con la justicia es «fuerte». «No hay ruptura de nada», ha defendido.