Nacional | Política

Ayuso estudia llevar al Constitucional el plan de ahorro energético del Gobierno

El Gobierno critica duramente la postura de la presidenta de la Comunidad Autónoma

Isabel Díaz Ayuso.

Isabel Díaz Ayuso. EP

A las pocas horas de que se presentase el primer plan de ahorro energético para reducir el consumo del gas un 7% en España, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, criticó con dureza las medidas. Y, lejos de calmar los ánimos, estudia llevar al Constitucional el apagón de los escaparates o el control de la temperatura de los interiores de cines, centros comerciales o centros de trabajos.

“Vamos a analizar seriamente el Real Decreto y si no es constitucional, lo recurriremos ante el Tribunal Constitucional”, ha amenazado este martes su ‘número dos’, Enrique Ossorio. “Todo aquello que nos parezca negativo para los madrileños y también, por supuesto, para los españoles, la Comunidad de Madrid, dentro de su ámbito de competencias, que no sea normativa básica, evidentemente no lo va a aplicar”.

La mano derecha de Ayuso ha indicado que es «una injerencia descomunal» que el Ejecutivo se ponga a decidir «cuál es la temperatura que debe haber en un lugar comercial, en un restaurante, en un cine, porque ya el comerciante y el empresario sabe que es la temperatura que debe poner para ahorrar energía».

La presidenta amenazó con no cumplir la normativa puesto que «provoca oscuridad, pobreza y tristeza». «Por parte de la Comunidad de Madrid no se aplicará. Madrid no se apaga», ha puntualizado la líder del Partido Popular. A su vez, ha indicado que «esto genera inseguridad y espanta el turismo y el consumo».

Críticas desde el Gobierno

Tras estas palabras, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha cerrado filas y ha criticado la posición de Ayuso. La vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha advertido a la presidenta de la Comunidad de Madrid de que el plan de medidas de ahorro y eficiencia energética hay que cumplirlo y que «siempre demuestra egoísmo y falta de solidaridad».

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha avisado de que es momento de «arrimar el hombro» y ser «solidarios» frente a las consecuencias de la invasión de Ucrania y las amenazas del presidente de Rusia, Vladimir Putin, sobre el suministro energético.

Te puede interesar

Comentar ()