La UE ha decidido este lunes aplazar otros tres meses la salida de Reino Unido. En respuesta a la petición efectuada por el Gobierno de Boris Johnson, la Unión ha optado por conceder una nueva prórroga. De este modo, el Brexit no se ejecutará, al menos, hasta el próximo 31 de enero de 2020.

Quien ha avanzado la decisión de prorrogar la ruptura ha sido el presidente del Consejo Europeo. En su cuenta de Twitter, Donald Tusk ha asegurado: «la UE ha acordado que aceptará la petición de Reino Unido para una extensión flexible del Brexit hasta el 31 de enero de 2020».

La decisión de la Unión Europea implica que la desconexión de Reino Unido podrá llevarse a cabo en cuanto el Parlamento británico dé luz verde. Esta decisión podría aprobarse el próximo 1 de diciembre, aunque todo indica a que la votación no sé producirá hasta el 1 de enero o, como muy tarde, el 1 de febrero.

Noticia en ampliación