Series y Televisión

Ana Rosa, sobre Irene Montero: "Una ministra se convierte en tertuliana para saltarse la presunción de inocencia"

Ana Rosa Quintana ha aprovechado la mañana de este martes para valorar en su programa la intervención que la ministra de Igualdad, Irene Montero, hizo ayer en Sálvame tras la emisión del impactante testimonio de Rocío Carrasco en Rocío: contar la verdad para seguir viva. En este sentido, Quintana a expuesto que la ministra no respetó en ningún momento la presunción de inocencia sobre Antonio David Flores.

«Cuando parecía que lo habíamos visto todo, ahora toda una ministra se convierte en tertuliana televisiva para saltarse el principio constitucional de presunción de inocencia. Un ministerio, el de Igualdad, dotado con 451 millones, que no ha sacado todavía ninguna ley pero gobierna a golpe de tuit y tertulia», ha denunciado la presentadora de Telecinco en su editorial inicial de El programa de Ana Rosa.

«Hay que tener mucho cuidado (…) independientemente de que creas, apoyes y te solidarices con esta mujer que está sufriendo y que ha sufrido». Además, ha aprovechado para lanzar una serie de preguntas retóricas a los espectadores y ha denunciado la «utilización política» del asunto : «¿Esto es campaña electoral? ¿Hubiera ocurrido igual si no estuviéramos en campaña electoral? ¿Nos estamos cargando la presunción de inocencia independientemente de que el relato de Rocío Carrasco es de los más desgarradores que yo he escuchado nunca?».

«No quiere decir que no la entienda, que no empatice con ella, que no haya llorado con ese sufrimiento que nos dejó ver a todos el domingo y que no te entren ganas de abrazarla y decirle «oye, estamos aquí y te acompañamos en este sufrimiento que llevas», pero me parece muy injusto la utilización política que se está llevando a cabo con este tema. Me parece fatal, de una irresponsabilidad tremenda, el tema de la presunción de inocencia. Lo que no podemos salir todos es salir en tromba a condenar a Antonio David Flores, porque no nos compete a nosotros. Únicamente los jueces pueden condenarle», ha zanjado.

Te puede interesar

Comentar ()