Programación | Series y Televisión

Bosé, en 'Lo de Évole': "Mi madre no se murió de Covid"

Imagen promocional de la entrevista de Miguel Bosé en 'Lo de Évole'.

Imagen promocional de la entrevista de Miguel Bosé en 'Lo de Évole'. ATRESMEDIA

Jordi Évole se ha trasladado a Ciudad de México para hablar con Miguel Bosé, que acaba de cumplir 65 años. El cantante ha generado controversia a lo largo de la crisis del coronavirus por sus opiniones sobre la pandemia y por sus llamadas a la acción de los grupos negacionistas. Este difícil año largo comenzó para él con el fallecimiento de su madre, Lucía Bosé, el 23 de marzo de 2020. «Era al principio, habían saltado los protocolos absurdos de la OMS», recuerda el artista antes de decir: «Mi madre no tenía coronavirus, mi madre no se murió de Covid-19 y eso tiene que parar ya».

Según se informó en su momento, la matriarca de los Bosé falleció víctima de una neumonía agravada, al parecer, por el Covid-19. «Yo creo que si estuviera viva, estaría muy involucrada y le estaría creando muchísimo dolor y mucha rabia», destaca Bosé, que se aventura a decir que, si siguiese viva, «estaría plantándole cara a esta farsa». Afirma que Lucía Bosé «está mejor que todos nosotros en un lugar fantástico quitándose toda la mierda que nos está lloviendo encima, con toda esta sarta de cretinos asesinos, criminales».

El presentador de Lo de Évole ha entrevistado durante varias horas a su «amigo», que apareció sin mascarilla, en el hotel Sofitel City de la capital mexicana en la que el artista vive. «No hago vida social», dice Bosé, que confiesa que «tampoco he sido muy social nunca», aunque admite que ha sido «salvaje». «He tenido unos años en los cuales descubrí la parte oscura de mí que todos tenemos», en la que jugaban un papel las «drogas, sexo a lo bestia, tabaco, sustancias», en los que estaba «muy» enganchado.

«He llegado a consumir casi dos gramos de diario más fumar, maría, éxtasis… en fin», ha afirmado Bosé, que recuerda que lo dejó «todo» hace siete años antes de salir a actuar. «Se acabó la salida, trasnochar, los antros». «¿Y el sexo salvaje?», pregunta Évole. «Eso no tanto», responde entre risas el cantante. «Ahora tienes un revolcón», llega a decirle el cantante a su amigo en un momento en el que conversan sobre el paso de los años en cada uno de ellos.

Évole se ha interesado durante la conversación por la voz del cantante, notablemente afectada y gastada, y Bosé le ha dicho que «va y viene» desde que terminó su relación con su ex pareja Nacho Palau, con el que tuvo que negociar un «acuerdo de convivencia» para concluir qué hacían con sus cuatro hijos.

Señala que la raíz de su problema vocal es «emocional» y que ha llegado a tener «cero» voz. Bosé asegura que no ha reparado en gastos con su familia, pero tampoco por amor. Ha llegado a regalar «casas, terrenos, apartamentos a señoras, sobre todo, por amor, por darles una seguridad». Su relación con Palau terminó «cuando se pierde la admiración, que es lo más necesario». Ahora se siente «de puta madre», en una etapa profesional en la que ejerce de coach de La Voz México. La semana que viene, en el episodio titulado Lo de Bosé, el artista responderá a la mayoría de preguntas sobre el coronavirus.

Te puede interesar

Comentar ()