Series y Televisión

Miguel Bosé afirma que detrás de las vacunas hay "un cártel de multimillonarios psicópatas llamado Foro de Davos"

Miguel Bosé

LaSexta

Tras sus últimas y polémicas declaraciones sobre el Covid y la vacunación, este domingo se ha emitido en LaSexta la segunda parte de la entrevista más sincera de Miguel Bosé en Lo de Évole. Si el pasado fin de semana levantó la polémica con frases como que su madre «no se murió de Covid», pero que si hablara «sacaría cosas tremendamente peligrosas para las personas que se ocuparon de ella» porque «se la sedó como al resto de ancianos», en esta segunda parte ha comenzado diciendo: «Soy negacionista, estoy encantado y lo llevo con la cabeza bien alta».

En este sentido, sobre las críticas, o como dice Bosé «insultos, denigraciones y mofas» que ha recibido por ello, el cantante tiene claro que «si en algún momento hubiese hecho caso al ‘qué dirán’, jamás hubiese tenido la vida que he tenido ni la carrera que he tenido, ni hubiese sido nunca nada». Según el artista, todo comenzó cuando Pedro Sánchez anunció el compromiso de España con la Alianza para las Vacunas (GAVI) y él lo criticó públicamente. A partir de ese momento dice haber vivido «bullying»: «No fue un ataque normal, fue un bullying donde no hubo diálogo ni debate. Sólo había mofas y ridiculizaciones (…) El ataque vino de partidos políticos y farmacéuticas».

Cuando Jordi Évole le ha dicho que no quería entrar en debates científicos porque ninguno estaba cualificado para ello, Bosé ha afirmado rotundamente que él está «mucho más acreditado en ciencia» que el periodista porque lo ha «abordado más en profundidad» y declara que «todo esto sale de un cártel de multimillonarios psicópatas llamado Foro de Davos«. «Esta es la verdad», afirmaba, «pero no se sabe porque hay un plan urdido para que no se sepa (…) La ciencia progresa si se cuestiona. Sobre el debate nacen las opciones. Si no quieres creértelo no te lo creas, es más, vacúnate varias veces», zanjaba Bosé.

Además, Miguel Bosé tiene que claro que «esta porquería», haciendo referencia al Covid, «va a caer ya, le queda un mes, porque no se sostiene» y «van a caer todos uno a uno, los políticos, los médicos, los farmacéuticos y los medios»: «Vamos a vivir un nuevo juicio de Núremberg», ha dicho.

Sobre todo esto, el presentador le ha lanzado la siguiente pregunta: «¿Te preocupa estar dando pábulo a un bulo?». El cantante no ha tardado en responder que «aquí el único bulo que hay es que yo me estoy muriendo otra vez ¿De qué? No se sabe, pero otra vez quieren matarme» (…) «¿Qué respeto tengo que tener yo a esta mierda o a estos mierdas? ¿Quién se puede creer semejante estupidez?»

El estricto protocolo sanitario del equipo de Bosé

Según Jordi Évole, el equipo que acompaña a Miguel Bosé pidió para la realización de la entrevista que en vez de test de antígenos el grupo de periodistas y técnicos se hicieran PCR, que la charla tuviese lugar en un espacio ventilado y que los asistentes fueran los mínimos posibles. Teniendo en cuenta el proclamado negacionismo de su «jefe», como se define Bosé, Évole le ha preguntado el porqué.

«Mi equipo no soy yo. Yo soy el jefe. Ellos viven en esta sociedad y con todo lo que se dice…», explicaba, remarcando que él jamás se ha hecho una PCR, ni se ha puesto gel, ni respeta distancias y sí que besa y abraza a su gente. «A mí me ha sorprendido porque ni cuando entrevisté a Simón nos pidieron tantas cosas», insistía Évole. «Claro, es que Simón sabe la verdad y por eso pasa», respondía entonces Miguel Bosé.

Bosé, lejos del socialismo

«Cuanto ha llovido», exclamaba entre risas Bosé cuando veía imágenes suyas defendiendo a Felipe González y más tarde a Zapatero y Pedro Sánchez. «Con la edad me he vuelto más lúcido. En el panorama político mundial no hay personas que estén a la altura de llevar una democracia y pensar en el ciudadano», explicaba, dejando claro que, a pesar de que no se arrepiente, con la información que tiene ahora «jamás» votaría a los socialistas. «He votado en blanco. Ejerzo mi derecho y obligación de ciudadano». «A mí me molesta el sistema entero. Derechas, izquierdas, todos… Todos fuera», decía, «no hay nadie que se salve.

Te puede interesar

Comentar ()