Series y Televisión

Mercedes Milá, María Casado y la guerra por la audiencia en televisión

Mercedes Milá reconoció en el programa de TVE 'Las Tres Puertas' que empatizó profundamente con María Casado por los datos de audiencias de televisión

Mercedes Milá en el programa de TVE 'Las Tres Puertas'

Mercedes Milá en el programa de TVE 'Las Tres Puertas' RTVE

La guerra por llevarse la medalla de oro de la audiencia continúa dando de qué hablar. Ya no solo mantiene en vilo a Telecinco, sino que también está atrapando en la burbuja a la cadena de José Manuel Pérez Tornero, TVE. Hace unas semanas el programa de Las Tres Puertas se hacía eco por la cuesta arriba a la que estaban sobreviviendo por los malos datos de audiencia registrados. Pero de ese eco, fue dueña y protagonista María Casado, al desahogarse con su entrevistado, Pedro Ruiz, confesándole en pleno prime time los problemas que, como ella, sufren miles de periodistas y personas dedicadas a la televisión con respecto a los números de las audiencias. Paradójicamente, ese fue el principal motivo que llevó a Mercedes Milá al programa la noche de ayer miércoles.

La velada del miércoles se reunían en el programa de La 1 grandes personalidades españolas como Mercedes Milá y Carlos Herrera; la cantante Vanesa Martín y los protagonistas de Cuéntame cómo pasó. María Casado empezaba indagando sobre los problemas sociales, políticos y emocionales de la España contada por la serie de su propia casa, con Ana Duato, María Galiana, Pablo Rivero e Irene Visedo. El segundo round era para Mercedes Milá. Su entrada, triunfal, como siempre, envuelta en humor sarcástico y guasa haciendo alusión al buen decorado catalán porque “esto en Madrid, no se enteran ¿eh? Este decorado tan moderno, no lo saben hacer”.

Mercedes Milá, que es una apasionada de la televisión, da gracias por lo feliz que ha sido y que la tele le ha hecho a ella durante todos los años que ha estado presente en televisión. Con más de 3.000 entrevistas a sus espaldas, la depresión y el estrés acabaron con la carrera de ‘La Milá’. Y entre esa conversación tan profunda con María Casado, surgió el controvertido tema de las audiencias. María le decía que habían puesto ese programa en marcha para recuperar “lo que era la palabra”. “La palabra, que parece algo subversivo, que tú y yo estemos aquí hablando en directo, sin cortes, es extraño”.

Esa frase, que parecía casual, despertaría la parte más emotiva de Mercedes Milá. “¿Sabes lo que me pasó contigo?”, dice la catalana, «lo voy a contar porque me parece emocionante». Cuenta que cuando la vio llorar en la entrevista con Pedro Ruiz por su preocupación con la audiencia y él le intentó dar una perspectiva de la televisión, “que no es la misma que la nuestra”, “yo había dicho que no iba a venir aquí porque hago ya muy pocas entrevistas, pero como te vi así, me dio tal pena y me dio tan empatía que le dije a mi jefa de prensa ‘Amparo, llama inmediatamente al programa de María Casado y diles que voy’, y sentencia entusiasmada que “solo los que trabajamos en esto sabemos lo difícil que es, lo complicado que es y encima después el numerito” y hace sarcasmo de que eso en Movistar no pasa y por eso está tan contenta. La conversación continúa con la suerte de tener trabajo en los tiempos que vivimos y la importancia de la «enfermedad mental».

Y como soñar es gratis, María Casado le concede la llave para abrir la puerta a su sueño de cómo ve ‘La Milá’ la televisión dentro de unos años. Ella la imagina “autónoma, económicamente viable, con directivos que realmente sepan lo que tienen que saber para hacer televisión y que no nos hagan perder el tiempo miserablemente. Con mucha creatividad, que la hay. Y con una vuelta de la gente a la televisión, porque la gente estamos muy apartados de la televisión”. Así es cómo la sueña pero ella prevé la televisión exactamente como ahora.

Vanesa Martín revela a María el ataque de pánico que sufrió

Con Vanesa Martín, María Casado continuó hablando sobre la salud mental. En la entrevista a la cantante malagueña, esta confesó el preocupante incidente de salud que había sufrido hace unos años.

Aprovechando la oportunidad de las palabras de Mercedes Milá, María Casado no dudó en preguntarle a Vanesa si había vivido algo similar. Ahí es cuando la andaluza relata su primer ataque de pánico. “Fue conduciendo en Málaga, de camino a mi casa de Benalmádena. Te prometo que creía que era un infarto”, cuenta a la presentadora de Las Tres Puertas, y continúa relatando que “fue hace unos 6 años. Acababa de salir mi álbum Munay y me acuerdo que sonaba Inmunes. Me vinieron a la cabeza muchos pensamientos y me empezó a dar. Nunca me había pasado algo parecido, nunca había tenido ansiedad. Soy una tía que suele encontrar la manera de solucionar los problemas», desveló la cantante. El ataque de pánico fue tal, que la cantante tuvo que parar en el arcén y echarse una botella de agua en la cabeza. «Sentí que me moría. Menos mal que siempre llevo en mi coche 400 botellas de agua”, bromeaba.

Te puede interesar

Comentar ()