Televisión

El alegato de Eduardo Mendoza sobre dejar libros sin terminar

El escritor catalán habló sobre libros, el sentido del humor o el 'procés' con Pablo Motos en 'El Hormiguero'

Eduardo Mendoza, en 'El Hormiguero'

Eduardo Mendoza, en 'El Hormiguero' Atresmedia

Tras las hermanas Pombo y las protagonistas de El Inmortal, este miércoles llegó el turno de Eduardo Mendoza en El Hormiguero. El escritor debutó así en un programa en el que, además de charlar con Pablo Motos sobre cuestiones como el procés, también presentó su último libro, Tres enigmas para la organización (Seix Barral).

"En Cataluña hay un cansancio muy grande, hemos pasado una época tensa, mala y crispada. Queremos volver a la normalidad como sea y, para ello, lo más importante es el día a día", dijo sobre el panorama político catalán.

Volviendo a su última obra, el catalán vuelve a la novela de humor de detectives, y lo hace multiplicando la apuesta no con un detective, sino con un equipo de nueve agentes secretos que llevarán a cabo una apasionante triple investigación.

El presentador de Requena aprovechó para preguntarle por el motivo que le llevó a anunciar su jubilación... para escribir una novela después. Eduardo Mendoza recordó que dijo que lo dejaba porque lo sentía así en ese momento, pero el mismo día comenzó a escribir esta nueva obra.

"Dije que no iba a escribir más, pero para entretenerme decidí escribir una novela… es que no se hacer nada más, es tarde para aprender otro oficio", relató, haciendo reir al público.

Pablo Motos se declaró un fan acérrimo de la obra del escritor de 81 años, cuyo debut fue La verdad sobre el caso Savolta, libro publicado en 1975. De hecho, dijo que solía recomendar leer a Mendoza para engancharse a la lectura, destacando el título El laberinto de las aceitunas (Seix Barral).

"No hay que terminar todos los libros, la vida es muy corta"

Por su parte, Mendoza recomendó una lectura muy distinta para engancharse: Crimen y castigo (Penguin clásicos) de Fiódor Dostoyevski. "Recomiendo uno con carga literaria, que sea algo con mucha caloría y proteína, no una cosa ligera. Te va a costar, pero si te gusta esto estás perdido", añadió.

Como lector, el invitado reconoció que no solo dejaba muchos libros a medias, sino que solo terminaba un 10% de los que empezaba. "No hay porqué terminar los libros que no nos gustan. La vida es muy corta. Mi editor dice que con una página basta para saber si un libro va a ser interesante... yo le doy unas 20. Has pagado por él, no pasa nada por dejarlo a medias, es tuyo, puedes hacer lo que quieras", reflexionó.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar