El juez y presidente de Vox en el Parlamento andaluz, Francisco Serrano, ha lamentado este sábado que la sentencia del Tribunal Supremo (TS) que condena a los miembros de La Manada por un delito de agresión sexual, y no de abuso sexual, como sí se hizo en primera instancia, esté «cargada de condicionantes mediáticos y políticos». Cree que acabará en el Tribunal Constitucional.

En una publicación de Twitter, recogida por Europa Press, Serrano ha considerado que lo dictado con anterioridad por los correspondientes órganos judiciales «técnicamente que no se puede cambiar, alterar ni empeorar», en relación a la sentencia condenatoria.

Serrano afirma que «nos volvemos a encontrar con una sentencia cargada de condicionantes mediáticos y políticos»

En este sentido, ha continuado, «nos volvemos a encontrar con una sentencia cargada de condicionantes mediáticos y políticos que acabará ante el Tribunal Constitucional». «No es la primera vez ni será la última», ha zanjado.

Respecto a la sentencia en sí, ha expresado que la revocación por «error» en la prueba exige que «la sentencia recurrida carezca de motivación y resulte incongruente y carezca de razonabilidad». «Solo podría revocarse por infracción de normas sustantivas, entiendo que no antes sin oír a los acusados para no causar indefensión», ha dicho.

Así, ha manifestado que, a su juicio, «la diferencia entre el delito de violación y agresión sexual no depende más que de la propia apreciación de unos hechos probados que no se pueden alterar y que se practicaron, valoraron y razonaron con inmediación en primera instancia».

Por otro lado, la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz (Cs), ha considerado este sábado que con la sentencia del Tribunal Supremo que eleva la condena a los miembros de La Manada se ha hecho justicia y se da «un gran paso para el reconocimiento de la gravedad de los delitos sexuales sobre las mujeres».

Ruiz ha destacado este sábado a Efe que como demócrata siempre respetará las decisiones judiciales, pero hoy como mujer y como consejera de Igualdad celebra la sentencia del TS, que ha elevado de 9 a 15 años de prisión la condena contra los cinco miembros de La Manada por un delito continuado de violación a una joven en los sanfermines de 2016 y no un abuso sexual, como dictaminaron dos tribunales anteriores.

La consejera se ha dirigido a la víctima «para decirle que ha sido muy valiente y fuerte, enhorabuena y mucho ánimo».

Además, ha animado «a todas las mujeres a que siempre, siempre denuncien y no tengan miedo», ya que la sociedad está con ellas, «el Gobierno está con ellas, la justicia está con ellas y tenemos hoy, está clarísimo, una justicia que siempre va a prevalecer por encima de las mentiras y los prejuicios».