Sociedad

Los investigadores encontraron "gran cantidad de medicamentos" en la mochila de Blanca Fernández Ochoa

Los investigadores descartan la teoría de una muerte accidental por una caída y apuntan a la desaparición voluntaria como causa más probable de la tragedia de la deportista

logo
Los investigadores encontraron "gran cantidad de medicamentos" en la mochila de Blanca Fernández Ochoa
Agentes de la Guardia Civil, durante el operativo de búsqueda de Blanca Fernández Ochoa.

Agentes de la Guardia Civil, durante el operativo de búsqueda de Blanca Fernández Ochoa. EFE

Resumen:

Las pesquisas sobre las circunstancias de la trágica muerte de la esquiadora Blanca Fernández Ochoa continúan abiertas, pero los investigadores descartan que la medallista olímpica falleciera a causa de una caída o un accidente en la montaña. Fuentes de la investigación aseguran que el cuerpo fue hallado en una zona en la que no había posibilidad de caídas y sin heridas evidentes fruto de un golpe. Además, señalan que en la mochila encontrada junto a Blanca, además de algunos alimentos adquiridos en un supermercado en los días previos a su desaparición, había también «gran cantidad de medicamentos».

El informe preliminar de la autopsia de la ex esquiadora, que ha finalizado alrededor de las 13:00 horas del jueves, se conocerá previsiblemente este viernes, cuando concluyan todas las pruebas clínicas que se han practicado sobre los restos mortales de la deportista. Fuentes jurídicas indican que «faltan extremos» de laboratorio de patología forense para dar por concluido el examen sobre el cuerpo, que fue hallado el miércoles por un agente del servicio cinológico de la Guardia Civil que paseaba junto a su perra Xena en su día libre en la zona del pico de La Peñota, en la sierra de Madrid, cerca de Cercedilla.

Los investigadores trabajan con la hipótesis principal de una desaparición voluntaria, reforzada por el hallazgo de la mochila que acompañaba a Blanca. Además, en el teléfono de Blanca se encontraron fotografías de lugares de la Sierra, pero no de la zona donde fue hallada sin vida, lo que podría indicar su afecto personal por la zona de La Peñota, un lugar al que probablemente había ido varias veces. Estas fuentes destacan que el cadáver fue encontrado en un área no demasiado alejada de los senderos de la zona, pero de difícil acceso por las características del terreno, lleno principalmente de matorrales. No era visible a simple vista, pese a estar cerca de zonas concurridas.

La principal hipótesis de la investigación también apunta a que la campeona falleció poco después de su desaparición, los días 24 o 25 de agosto, debido al muy deteriorado estado en el que se encontraba en el momento del hallazgo, tras una búsqueda de cuatro días con un amplio dispositivo. Uno de los puntos donde se centró el dispositivo de búsqueda fue en los Siete Picos, lugar que había visitado Blanca con su hijo 15 días antes de desaparecer. La zona en la que fue encontrada no había sido explorada todavía, aunque fue marcada como zona caliente después de que un vecino de Cercedilla informase a los agentes de que se había cruzado con ella y le había comentado que se dirigía hacia allí.

Una búsqueda sin precedentes

Aunque en su familia dejaron de saber de Blanca el día 24, no fue hasta el 29 cuando denunciaron su desaparición ante la Guardia Civil de Las Rozas, que trasladó las pesquisas a la Policía Nacional. A través de un tuit, este cuerpo facilitó el pasado sábado la descripción del vehículo de Blanca y dos números de teléfono a los que llamar en caso de poseer información que sirviese de ayuda en su búsqueda. Justo un día después, el coche, un Mercedes clase A de color negro, fue localizado en un aparcamiento de Las Dehesas, en la sierra madrileña, lo que llevó a centrar su búsqueda por esa zona.

El operativo, el más grande de este tipo que se recuerda en la región, se centraba un área de 3.500 hectáreas. Para rastrear el terreno se contó con cerca de 300 agentes, de la Guardia Civil y la Policía Nacional, así como forestales y Bomberos de la Comunidad de Madrid. También participaron en las batidas grupos de voluntarios, organizados en grupos. A primera hora de la mañana, el operativo, coordinado desde un puesto de mando instalado en un descampado del Valle de La Fuenfría, decidía las 12 rutas que recorrerían a lo largo del día.

El cuerpo de Blanca fue hallado en torno a las 12:30 horas en La Peñota, a pocas horas a pie del lugar donde se encontró el coche

Después de avanzar el domingo y el lunes sin novedades relevantes, la búsqueda se centró el martes en realizar batidas fuera de los caminos y en los Siete Picos, unas montañas graníticas y con grietas que ya habían frecuentado los Fernández Ochoa con Blanca. Se utilizaron drones y grupos especializados en alta montaña, pero al anochecer no había pistas de la medallista por ese terreno. El despliegue de ayer arrancaba con la incorporación de lanchas y motos de agua de la Guardia Civil para revisar las masas de agua de la zona, como el área recreativa de Las Dehesas o el embalse de Navalmedio.

En torno a las 13 horas, se conoció que el cuerpo de una mujer fue hallado en la zona de La Peñota, a pocas horas a pie del lugar donde se encontró el coche de Blanca. Poco después, aunque la Delegación del Gobierno no lo confirmó a espera de pruebas identificativas, se relacionó el cadáver con la ex esquiadora. El cuerpo fue trasladado al Instituto Anatómico Forense de Madrid, donde se le realiza la autopsia.