Miles de estudiantes volvieron a las aulas el pasado 27 de abril en las localidades chinas de Pekín y Shanghái tras meses de confinamiento y ante un descenso de los casos de coronavirus. Los primeros en asistir de nuevo a las clase fueron los alumnos de Secundaria y aquellos que se están preparando para realizar los exámenes de acceso a la universidad.

La localidad de Wuhan, epicentro de la pandemia, reanudó las clases el 6 de mayo. Por su parte, en Pekín, los estudiantes tienen que someterse a controles de temperatura a la entrada de los colegios.

En Francia, los profesores han acudido este lunes a las escuelas y jardines de infancia para preparar la segunda vuelta al colegio de este curso, tras el paso de la pandemia por territorio galo. Será mañana cuando los alumnos regresen a las clases, aunque, tanto para los menores como para los docentes, lo harán de forma voluntaria y siguiendo las directrices que impongan las ciudades.

«Alrededor de 130.000 maestros recibirán a un millón de niños en edad escolar», explicaba el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, que apuntó que entre «80% y 85% de las escuelas estarán abiertas a partir del 12 de mayo». Los centros acogerán a la mitad de alumnos por clase y separarán los pupitres para cumplir las medidas de distanciamiento.

«Mi objetivo no es cuántas escuelas [abren], es que todos los niños que tengan necesidad de volver a la escuela encuentren una escuela abierta», explicó el presidente Macron en una entrevista tras visitar una escuela pública.

El presidente francés, Emmanuel Macron, visita una escuela en Poissy. EFE | POOL

Italia, por el contrario, ha decretado el cierre de los centros docentes hasta septiembre. El subsecretario de Educación, Giuseppe de Cristofaro, indicó que los colegios e institutos deben reabrir con más personal, más recursos y más equipos, pero con menos alumnos, aunque por ahora el Ministerio no ha presentado ningún plan de acción.

Es una línea similar a la que siguen las autoridades educativas de Alemania, que descartan que se retome este curso, aunque los estudiantes de los 16 estados federados del país tendrán alguna clase presencial antes de las vacaciones de verano.