Los Mossos d’Esquadra han detenido en Barcelona a cuatro personas que formaban parte de un grupo de negacionistas del Covid que protestaban contra las nuevas restricciones decretadas por la Generalitat y que han sido acusadas de atentado a la autoridad.

Según ha informado a Efe un portavoz de los Mossos, los hechos se produjeron hacia las 20:30 horas de ayer, antes de que entrara en vigor el toque de queda entre las 22:00 y las 6:00 horas de hoy, cuando unas 60 personas irrumpieron en la plaza de España de la capital catalana, cortando el tráfico, al grito de «¡libertad!» y otras consignas en contra de las nuevas medidas para limitar la movilidad nocturna.

Algunos de los manifestantes no llevaban mascarilla ni guardaban la distancia de seguridad, y al ser requeridos para que se identificaran se produjeron forcejeos y agresiones que causaron heridas leves a dos agentes. Los Mossos detuvieron durante los incidentes a cuatro personas del citado grupo, entre ellas un menor de edad.

Más allá de estos incidentes, la primera noche en la que ha entrado en vigor el toque de queda ha sido en general tranquila y con un descenso perceptible de la movilidad nocturna en toda Cataluña.

Un millar de mossos d’esquadra se han desplegado durante la noche para informar a la ciudadanía de la aplicación de estas medidas, ya que por el momento su actuación será «pedagógica y didáctica» y al menos en la primera jornada no se iban a imponer multas.

Los agentes de los Mossos y de las policías locales se han dedicado a informar a las personas y algunos establecimientos que permanecían abiertos, entre ellos los de reparto de comida a domicilio, de los nuevos horarios en los que deben permanecer en casa o finalizar su actividad.

El comisario en jefe de los Mossos d’Esquadra, Eduard Sallent, y el subdirector de Planificación de Protección Civil de la Generalitat, Sergio Delgado, comparecerán esta mañana a las 10:00 horas en rueda de prensa para hacer balance de las primeras horas del confinamiento nocturno.

Para intentar frenar los contagios el máximo posible, la Generalitat aprobó anoche y publicó en el DOGC un toque de queda nocturno desde las 22:00 a las 6:00 horas, tras publicarse también ayer en el BOE el decreto del estado de alarma aprobado por el Gobierno.

El toque de queda prohíbe la movilidad de la ciudadanía durante esa franja horaria, aunque se establecen excepciones, como la de las personas que tengan que salir por razones laborales, de salud o para cuidar a menores de edad o mayores.

Los establecimientos comerciales deberán cerrar al público a las 21 horas, a excepción de las actividades culturales, como cines, teatros y auditorios, que podrán hacerlo una hora más tarde.